El Vicario, escenario de un curso de la UME

Pilar Muñoz
-

Cerca de medio centenar de militares se desplaza a Ciudad Real para un ejercicio práctico de cómo actuar en el caso de que una cisterna con hidrocarburo derrame el carburante al río

El Vicario, escenario de un curso de la UME - Foto: Rueda Villaverde

La UME (Unidad Militar de Emergencias) escoge Ciudad Real para realizar el curso básico de acceso a la unidad y formar al personal contra catástrofes medioambientales.
 Cerca de medio centenar de militares participan en el segundo curso de emergencias tecnológicas medioambientales. Uno de los ejercicios prácticos se ha desarrollado en el embalse del Vicario de Ciudad Real. Los 34 alumnos que participan en el curso son 14 mandos y 20 soldados, aunque el personal desplazado son 48 militares.
El curso tiene seis módulos, uno general, otro sanitario, un tercero de riesgo químico e industrial, radiológico, nuclear y medioambiental.
El Vicario, escenario de un curso de la UMEEl Vicario, escenario de un curso de la UME - Foto: Rueda Villaverde Ayer en el pantano del Vicario llevaron a cabo una prueba práctica sobre cómo actuar en el caso de un vertido de hidrocarburo en el río. El coronel director de la Escuela Militar de Emergencias, Antonio Puerto Gómez, explicó a este diario en qué consistía la intervención tras destacar que el curso tiene 390 horas de formación, tres semanas de prácticas. Todos los cursos son de perfeccionamiento y los integrantes de la UME tienen que haber pasado y superado estos cursos, recalcó el coronel Puerto.
El curso realizado en el Vicario gravitó sobre emergencias tecnológicas y medioambientales, cómo actuar y qué técnicas aplicar ante vertidos, aguas contaminadas. Hay que «limpiar» el río, retirar el vertido e impedir que vaya a más. Una labor compleja que se realiza sin perder tiempo y con seguridad. De ahí que la UME prime la formación y el adiestramiento en sus filas. La Tribuna fue testigo de cómo actúan los militares de esta unidad, desde el soldado hasta el coronel.
El ejercicio práctico realizado en el embalse del Vicario fue un simulacro de un accidente de un camión una cisterna de hidrocarburo que vuelca y cae a un río derramando el carburante.
Los militares de la UME provistos de la ropa de protección (epi de color blanco, de neopreno, diferentes, según el trabajo a realizar) ponen una barrera para contener ese hidrocarburo y después proceder a recuperar el vertido con un skimmer mediante una bomba de alta presión. Se trata de evitar el mayor impacto al medio ambiente, apuntan a este diario el brigada Peralta y la sargento primero Arancha Ávalos, instructora de uno de los grupos de alumnos que realizan el curso básico para entrar en la UME.
La subdelegada del Gobierno, María Ángeles Herreros, se desplazó ayer al pantano del Vicario para presenciar las prácticas que están desarrollando los mandos y la tropa. También, acudió el subdelegado de Defensa, coronel Juan del Hierro, que fue jefe del Batallón de Intervención en Emergencias I de la UME.