La EvAU arranca con normalidad para más de 2.250 estudiantes

HIlario L. Muñoz
-
La EvAU arranca con normalidad para más de 2.250 estudiantes - Foto: Pablo Lorente

La caída de la población reduce un dos por ciento el número de estudiantes que acuden a las nueve sedes y que buscan el aprobado y la nota que les permita estudiar el grado que deseen

Castilla-La Mancha fue ayer la primera comunidad autónoma de España en la que arrancó la evaluación de acceso a la universidad (EvAU) y que comenzó con «normalidad y muchos nervios» para los 7.765 estudiantes que realizarán la prueba en cuatro provincias de la región, todas salvo Guadalajara, donde arrancará junto a las pruebas madrileñas. En Ciudad Real, donde existen nueve sedes, son 2.251 alumnos los que este lunes fueron llamados en las nueve sedes repartidas entre la capital, donde hay tres, así como Almadén, Manzanares, Alcázar de San Juan, Tomelloso, Valdepeñas y Puertollano. Los datos fueron aportados por Isidro Peña, coordinador de la EvAU en la UCLM, quien apuntó que ha habido una caída de entorno al dos por ciento en los inscritos a la prueba debido «a la pirámide de población» y a la caída de la natalidad. Además señaló que no ha habido ningún estudiante cazado con algún «dispositivo prohibido». 
Peña expuso que la prueba se celebra antes en Castilla-La Mancha motivado porque la convocatoria extraordinaria se adelantó el año pasado a julio y que ha hecho que el calendario se apriete estos años. «La primera convocatoria siempre va a ser la primera semana de junio» y la extraordinaria se hará en la primera semana de julio, recordó. 
Miradas a la evau. Entre estos estudiantes que hacen la prueba en Ciudad Real se encuentra Manuel Heredia, que apuntó que había optado en el primer examen, lengua y literatura, por la variante de «la Vanguardia, que era fácil» y a la que seguía la sintaxis de una oración, un artículo científico, un análisis de un texto literario, y el tema del español en internet. Su ilusión al presentar al examen es aprobar, ya que quiere realizar la carrera de Historia, en la UCLM, donde le basta con un cinco para pasar. «Me gusta mucho y las salidas me convencen», apuntó, con la ilusión de iniciar el grado y dedicarse a la restauración en un futuro. 
Para obtener nota se presentaba ayer Lidia Arroyo, una daimieleña para la que el primer día de la EvAU comenzó a las 7.30 horas, cuando salió de casa para llegar al Campus de la capital. Su objetivo es hacer Fisioterapia, para la que piden «un 10,5, en general haciendo la media de todas la universidades españolas». Ella viene con un 8,5 de Bachillerato, por lo que sin «obsesionarse» buscará la nota. Si no, piensa en seguir los estudios del conservatorio de danza o Enfermería. «Opciones hay siempre» argumenta una de las estudiantes ‘afortunadas’, ya que acabará la selectividad el martes en vez el miércoles, pues su sexto examen lo tiene a las 18 horas de hoy. 
«Ya que hice Bachillerato me apetecía pegarme la aventura de la selectividad», explicó por su parte Julio León, un joven de 25 años, que seguramente fue uno de los estudiantes de más edad que ayer hizo la EvAU. De hecho, pudo haber optado por la prueba de 25 años pero eligió ir junto a sus compañeros. Su objetivo es estudiar Comunicación Audiovisual en Madrid, para lo que lleva un mes estudiando la prueba. «Hacerlo con otra edad te hace verlo con otra óptica», apuntó, aunque «los nervios» de saber que la prueba abre las puertas siempre están ahí. El 10 de junio, fecha en la que se publicarán oficialmente las notas, se sabrá si tienen el acceso.