Una receta para los analgésicos

Hilario L. Muñoz
-

La entrada en vigor del sistema de verificación remarca la necesidad de ir al médico para conseguir Ibuprofeno de 600 o Paracetamol de un gramo.

Una caja de ibuprofeno. - Foto: LT

El Ibuprofeno de 600 miligramos y el paracetamol de un gramo se han convertido en dos medicamentos que han entrado en el debate debido a la obligación de solicitar la receta médica. Se trata de una normativa que no es nueva, ya existía, pero que con los nuevos controles derivados del Sistema Español de Verificación del Medicamento, el código QR incluido en las cajas de medicamentos, se pone más énfasis en su control.
Detrás de esta vigilancia se encuentra el riesgo que existe en no tener cuidado al ingerir analgésicos. «El Ibuprofeno es además un antiinflamatorio», esto implica que tenga «un poder gastrolesivo que no es desdeñable», apuntó el médico de atención primaria del centro de salud de Pío XII Fernando Colado. Además, puede producir una insuficiencia renal y produce una subida de la tensión arterial, expuso el doctor. En cuanto al paracetamol, los problemas vienen derivados del hígado. «A la larga» ambos pueden producir problemas derivados de su uso. «La dosis de un gramo se puede producir en momentos cortos cuando haya un dolor neurálgico agudo», apuntó Colado, quien recordó que lo normal es que los pacientes que tomen estos medicamentos cuenten ya con recetas.
En este sentido, fuentes farmacéuticas recordaron que lo normal es aportar Ibuprofeno de 400 gramos, en vez de 600, y paracetamol de 500 o 650 miligramos. En este sentido señalaron que los cambios no se notarán por los pacientes pero son «una llamada de atención» ante los riesgos sobre el consumo de analgésicos y la necesidad de reducir el volumen de los principios activos. «Si piden Ibuprofeno de 600 miligramos ofrecemos de 400», indicaron en una de las farmacias consultadas, donde apuntaron que lo normal es que en cantidades mayores sean para artrosis. Hay que tener en cuenta, además, recordaron que el paracetamol, presente en algunos antigripales conocidos, ya redujo su composición y actualmente el que tiene más principio activo cuenta con 650 miligramos.
«La gente es la primera que debe solicitar ir al médico para que le receten Ibuprofeno o paracetamol pero no por un puro trámite administrativo sino porque es el responsable de su salud», recordó Colado.