Merkel y Macron buscan el diálogo entre Serbia y Kosovo

Agencias
-

Alemania y Francia presiden una cumbre con los países de los Balcanes occidentales para que Belgrado y Pristina acerquen posturas y se consiga alcanzar una estabilidad en la zona

Merkel y Macron buscan el diálogo entre Serbia y Kosovo - Foto: ANNEGRET HILSE

Tras largas semanas de tensiones, la relación entre Serbia y Kosovo se ha deteriorado considerablemente. Por eso, en un intento por recuperar el diálogo entre las partes, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, auspiciaron una cumbre en Berlín con ambos protagonistas y sus vecinos de los Balcanes -Bosnia-Herzegovina, Croacia, Montenegro y Eslovenia-, además de la presencia de la UE para la política exterior, Federica Mogherini.
«No se trata de hacer negociaciones para el ingreso en la UE, para eso hay otros mecanismos, se trata de analizar la situación en la región tal y cómo la ven los distintos países. Alemania y Francia están obligadas a ayudar a estabilizar la región», aseguró Merkel.
«El caso de Macedonia del Norte ha mostrado que se pueden hacer progresos», agregó la canciller, que agradeció en ese punto la actitud del primer ministro griego, Alexis Tsipras, para solucionar el prolongado conflicto bilateral.
Una de las «prioridades» del encuentro, explicó Macron, es ayudar a que se «retome el diálogo» entre Belgrado y Pristina, y que los contactos bilaterales se realicen de forma «menos emocional», pero en ningún caso tratando de aportar «una solución predefinida» desde fuera.
La germana, por su lado, subrayó su interés en que la «situación» entre Serbia y Kosovo se desbloquee, tras meses de desencuentros, y consideró que «no va en la dirección adecuada» la decisión de Pristina de elevar en un 100 por 100 los aranceles a las importaciones desde su vecino. Eso sí, se esforzó por rebajar las expectativas y apuntó que solo se puede esperar «un primer paso en un largo camino».
Kosovo proclamó en 2008 su independencia, que ha sido reconocida desde entonces por más de un centenar de países. No obstante, Belgrado sigue considerándola como una de sus provincias. Desde 2014, Serbia está en negociaciones de ingreso en la UE y la reconciliación con Kosovo es una condición importante para que las conversaciones puedan llegar a feliz término.
El otro gran objetivo de la reunión, agregó Macron, es realizar una «contribución concreta» a la «estabilidad de la región», desde la perspectiva económica hasta la de defensa y seguridad, pasando por la de justicia. 
Merkel aseguró que Francia y Alemania sienten la «responsabilidad común» de actuar «conjuntamente» para propiciar un «desarrollo positivo» en la región y contribuir a dar un «impulso» a ciertos asuntos en la actualidad bloqueados. La canciller aseguró, asimismo, que con esta iniciativa París y Berlín demuestran que se sienten comprometidas a dar una «perspectiva europea» a los Balcanes occidentales.