"Con Hamilton no pasó nada personal en 2007"

EFE
-

El dos veces campeón del mundo causa furor en su regreso al 'Gran Circo',sin embargo él permanece cauto, con la mirada fija en el futuro y sin rencor por el pasado

"Con Hamilton no pasó nada personal en 2007"

Fernando Alonso (Alpine), doble campeón mundial de Fórmula Uno, regresó este año, después de dos ausente, al ‘Gran Circo’; con la escudería con la que festejó sus dos títulos (2005 y 2006, entonces denominada Renault).

Antes de que arranque el Gran Premio de Austria, el asturiano explica cómo se siente en su regreso a la Fórmula Uno y, entre otros asuntos, cómo fue su relación con el séptuple campeón mundial Lewis Hamilton durante la controvertida temporada 2007, que ambos compartieron equipo en McLaren.

 

Con Hamilton tuvo sus más y sus menos en McLaren en 2007. ¿Eso está ya olvidado del todo? ¿Cómo se lleva con ahora con él?

Totalmente. Además, con Hamilton no pasó nada. Era más con el equipo, con el que teníamos nuestras diferencias. Él creía unas cosas que el equipo le daba y le dejaba de dar. Yo creía unas cosas que el equipo me daba y me dejaba de dar. Y no nos entendíamos.

Pero entre nosotros siempre había respeto. Incluso en la pista. Salíamos los domingos a correr pensando lo que pensásemos, por dentro, del equipo. Pero siempre nos respetábamos en la pista. Y siempre intentamos luchar duro, pero con respeto.

 

¿Qué pasó exactamente en aquel Gran Premio de Hungría 2007 en el que él hizo la ‘pole’ y lo acabaron sancionando con cinco puestos en parrilla?

Nada.

 

Pero, tras la calificación, usted salía en ‘pole’ y, finalmente, lo sancionan con la pérdida de cinco puestos en parrilla, sin explicación. ¿Qué pasó exactamente?

Ah, sí, bueno. Hubo una sanción. Sí, sí. Fue la sanción que me pusieron ese año.

 

Hay quien piensa que ahí le robaron el Mundial. ¿Están locos los que piensan eso?

No lo sé, no lo sé. Un Mundial siempre tiene momentos de idas y venidas. El de 2007 se perdió por un punto; y ese punto estuvo en muchos sitios. Pero no le das más vueltas. Si le das vueltas al pasado, también puedes pensar que tuviste suerte alguna vez en los Mundiales que ganaste.

Raikkonen rompió el motor en dos o tres carreras que iba liderando. En 2006 Michael rompió también en Suzuka en la penúltima carrera... así que, si empiezas a echar cuentas, igual no hubieses ganado los que ganaste; y a lo mejor hubieras ganado los que no ganaste.

Así que vale más coger lo que te llega y disfrutar de ello.

 

Y a los que piensan que usted podría tener ahora mismo cinco o seis Mundiales de Fórmula Uno, ¿qué les dice?

Bueno, que es verdad. Es verdad. Estuvimos a un punto dos veces; a tres puntos otra vez... hemos sido campeones dos veces, subcampeones otras cuatro; y en tres de ellas por menos de tres o un punto. Así que, bueno, aparte de ser dos veces campeones, creo que hemos estado cinco o seis años luchando por el Mundial hasta la última carrera. Y en esa última carrera a lo mejor en la vuelta 20, en la 40 o en la vuelta 50 éramos líderes virtuales.

Así que estoy orgulloso de eso. De que no fuese un mundial o dos que ganases por el coche que era dominante ese año; o por unas circunstancias, o por suerte. Creo que siempre somos un equipo fuerte, en cualquier circunstancia, que no nos damos por vencidos; y que luchamos por estar siempre con la pomada.

 

Ahora dice que está contento con su nueva situación. ¿Llegó a dudar? ¿Ve que la cosa mejora? ¿O estaba contento desde el primer minuto?

No. Estaba contento. Estaba contento con mi regreso. Y las dificultades que puedas tener son parte del aprendizaje que yo me propuse hacer en 2021.

No es que llegues pensando en hacerlo regular y tomarlo como un entrenamiento. Pero hay que ser conscientes de que es así. Cuando tendremos la oportunidad de ganar, o de estar más cerca, si lo hacemos bien, es en 2022.

En 2021, yo cuando firmé por Renault sabía que estaríamos luchando por la Q3 y luchando por los puntos, cuando se pudiese.

Luego la gente que piensa que vas a hacer un podio es que no le contaron bien la historia. Y, en 2022, pues a ver cómo sale la cosa. Pero mi vuelta estaba siempre ligada a la nueva reglamentación.