Concentración máxima ante el Bergantiños

C. de la Cruz
-

El Villarrubia recibe a partir de las 20 horas al conjunto gallego en la ida de la segunda eliminatoria del play off con un ambiente de lujo en el Nuevo Campo

Fran Minaya realiza un pase en el partido de vuelta de la primera eliminatoria, choque celebrado el pasado domingo frente al Coria. - Foto: Rueda Villaverde

Con el respeto propio de lo mucho que hay en juego, pero sin una pizca de temor. El Villarrubia recibe al Bergantiños en un duelo de ‘segundos’, y es que tanto los manchegos como los gallegos concluyeron la temporada regular a la estela de su respectivos campeones de grupo. Así pues, choque  entre dos conjuntos con proyectos ambiciosos a los que el desafortunado sorteo unió en el mismo camino. 
El Bergantiños acude al Nuevo Campo vestido de lobo. No sólo disputó hasta el último momento el título liguero al Racing de Ferrol en la Tercera División gallega, sino que además se deshizo con una absoluta autoridad del Covadonga (0-2 y 5-0) en la primera eliminatoria. En su tercer play off de ascenso consecutivo, el conjunto dirigido por Miguel Figueira no quiere esperar más para alcanzar la categoría de bronce. Mucho más sufrió el Villarrubia para deshacerse del Coria (1-1 y 1-0), pero todo queda atrás de cara a esta ida de la segunda ronda de la promoción. 
Eso sí, el Villarrubia contará con un ambiente excepcional en su feudo. El club comunicó ayer que se habían vendido 1.400 entradas en la venta anticipada, un récord en la entidad ciudadrealeña. 
respeto. Ante semejante rival, el entrenador del Villarrubia, Javi Sánchez, reconoce que el sorteo no ha sido precisamente benévolo, pero lejos de torcer el gesto destaca que su equipo «se ha hecho merecedor de respeto, vamos a pelear la eliminatoria a muerte». 
Destaca sobre el rival que es «un conjunto veterano, físicamente fuerte que además con cualquier balón parado te puede hacer mucho daño». No en vano, el técnico blanquiazul destaca que de los siete goles marcados por el Bergantiños en la primera eliminatoria, seis llegaron a balón parado. Así, evitar este tipo de situaciones se antoja fundamental para el equipo blanquiazul. Con todo, el hecho de jugar el partido de vuelta en el campo As Eiroas de Carballo (La Coruña), lejos de ser un hándicap, es un «factor determinante por los goles en campo contrario». En el Nuevo Campo, el objetivo es «ganar, y si es con portería a cero mucho mejor». 
En las filas locales el equipo tiene la baja de Charlie y la duda de Rui;Rubén Rivera, máximo goleador con 20 tantos, volverá en el Bergantiños.