scorecardresearch

Adiós a un año hidrológico «normal» con los pantanos al 19%

H.LM. / M.L
-

El año hidrológico ha llegado a su fin y ha dejado en Ciudad Real un total de 391 litros por metro cuadrado, lo que entra dentro de los parámetros considerados «normales», según informa el Observatorio Meteorológico de Ciudad Real

Adiós a un año hidrológico «normal» con los pantanos al 19% - Foto: Rueda Villaverde

El año hidrológico ha llegado a su fin y ha dejado en Ciudad Real un total de 391 litros por metro cuadrado, lo que entra dentro de los parámetros considerados «normales», según informó a este diario Enrique Luengo, del Observatorio Meteorológico de Ciudad Real, y quien recordó que la media de los últimos años se sitúan en los 402 litros por metro cuadrado en la capital.

El mes en el que se registró un mayor volumen de precipitaciones fue enero, con 68 litros por metro cuadrado, fruto en su mayor parte de los efectos de la borrasca Filomena, que vino acompañada de lluvias y nieve en Ciudad Real. También destaca la precipitación registrada en abril, con 66,8 litros y en noviembre del año pasado, con 64,3 litros por metro cuadrado. Sin embargo, hubo meses que ‘fallaron’, como mayo, con sólo 10,2 litros frente a la media de 40, mientras que agosto, tradicionalmente seco, dejó 20 casi litros por metro cuadrado, en concreto 19,8, debido a las tormentas que se registraron.  

Desde el Observatorio Meteorológico de Ciudad Real consideran que no se puede hablar de sequía en lo meteorológico si bien explicaron que cada vez hay más exigencias hídricas y se produce un aumento de las temperaturas y de ahí que se apunte a esa falta de agua, que se evidencia en el estado que presentan los embalses.

La cuenca del Guadiana se encuentra al 19,8% de su capacidad, con 78,8 hectómetros cúbicos embalsados, unas cifras muy similares a las del año pasado, con un 21% de reservas y 83,6 hectómetros.

Así lo puso de relieve la semana pasada a La Tribuna el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), Samuel Moraleda, quien avanzó que se había autorizado un segundo trasvase al Gasset por 2,5 hectómetros. Este embalse, que abastece a la capital y a su comarca, almacena ahora 13,9 hectómetros mientras que el de Torre de Abraham cuenta con 15,9 hectómetros cúbicos y está al 8,7 por ciento de su capacidad.  

Moraleda comentó que las reservas garantizan el abastecimiento a la población aunque, de no registrarse un otoño generoso en lluvias, podría suponer limitaciones al riego de cara a la campaña que viene, que se desarrolla a partir de primavera. Vega del Jabalón es el que está en situación más crítica, con 0,5 hectómetros.