Teo se prepara para «una vida normal» tras su operación

D. R.
-
Teo se prepara para «una vida normal» tras su operación

El joven con obesidad mórbida nacido en Puertollano se sometió el viernes a un 'bypass' gástrico por laparoscopia a manos del doctor Ballesta y pasado mañana espera recibir el alta.

«Al fin he visto mi sueño cumplido y tras muchos años de espera ya sí que podré llevar una vida normal». Estas palabras de Teófilo Rodríguez resumen el estado anímico en que se encuentra este joven con obesidad mórbida nacido en Puertollano aunque residente en la localidad valenciana de Turís tras haberse sometido este pasado viernes a un bypass gástrico por laparoscopia, lo que se conoce popularmente como reducción de estómago. Una intervención quirúrgica que fue efectuada en el Hospital La Inmaculada de Granada por el prestigioso doctor Carlos Ballesta y su equipo médico multidisciplinar.
Como explicó -en declaraciones a este diario- el propio Teo, como le conocen sus amigos, la operación «ha sido todo un éxito» y la previsión es que este mismo viernes pueda recibir el alta médica y regresar a su casa. «Ahora estoy a base de dieta líquida y hasta dentro de un mes o mes y medio no podré llevar una dieta más normal, pero estoy muy contento por cómo se ha desarrollado todo, a pesar de las adversidades, y estoy deseando llegar ya a casa y poder llevar una vida normal, algo que nunca he podido tener», añadió.
Las vicisitudes a las que hacía referencia Teo Rodríguez son varias. Por un lado, su caso alcanzó notoriedad pública en el verano del pasado año después de que su familia denunciara que uno de los traslados desde el Hospital de Manises -dependiente de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública- a su domicilio se había hecho en un camión de mudanzas. Y por otro, haber tenido que suspender en varias ocasiones la operación, en uno de los casos a consecuencia de una bronquitis y en otro por no asumir los costes de la intervención la Generalitat valenciana, para lo cual su familia pidió ayuda económica por redes sociales y un donante anónimo se hizo cargo de la cuantía económica.
En cuanto a la intervención, este joven valenciano aunque nacido en Puertollano detalló que en la misma cirugía se sometió a dos operaciones, un bypass gástrico de asa larga y otra para la extirpación de unas piedras que se le habían encontrado en la vesícula en unas pruebas médicas anteriores. De hecho, finalmente hubo que extirparle la vesícula al completo, de ahí que estuviera algo más de tres horas y media en el quirófano. En cualquier caso, «todo ha salido bien y agradezco a la clínica y al doctor Ballesta y su equipo el trato que me han dispensado».
Con el alta médica a la vuelta de la esquina, Teo Rodríguez puso de manifiesto que una de las primeras cosas que hará tras los impedimentos propios de su enfermedad será viajar a Puertollano. «Llevo casi veinte años sin ir al que también es mi pueblo y en agosto voy a ir, para ver a mis tíos y mis primos, a algunos de los cuales aún no he podido conocer, y a disfrutar de Puertollano, que siempre me ha gustado mucho», apuntó Teo y añadió que para el próximo año está preparando un viaje al extranjero «porque quiero subir en avión, algo que no he podido hacer en mi vida, ahora que podré llevar una vida normal».