Martín alegará contra el proyecto de tierras raras «que no nos gusta»

latribunadeciudadreal.es
-

Valdepeñas se personará en los expedientes al considerar que los informes no garantizan que «no se vaya a generar un daño colateral medioambiental, al ecosistema y a la salud»

Alcalde de Valdepeañas - Foto: /LT

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, anunció ayer que el Consistorio se personará en los expedientes del proyecto de la empresa minera Quantum con un pliego de alegaciones, ya que a su juicio «los informes preceptivos no garantizan que no se vaya a generar un daño colateral medioambiental, al ecosistema y a la salud de los ciudadanos». Martín señaló que esta decisión será ratificada en el próximo pleno ordinario y admitió que le gustaría que se aprobara por unanimidad, por considerar que los proyectos «no gozan de estudios suficientes que confirmen que no se provocarán daños al ecosistema, en el medio ambiente o en la salud de los ciudadanos».
«A título personal y en nombre de mis compañeros, el proyecto no nos gusta, lo digo por generar un posicionamiento», subrayó Martín, que explicó que las alegaciones se remitirán a «modo de resolución» a la Consejería de Agricultura, pues el permiso de prospección y estudio concedido por el anterior Gobierno regional, afecta a Valdepeñas, Torrenueva o Torre de Juan Abad, entre otros municipios.
Del mismo modo, también pidió «voz y voto» respecto a este asunto para las organizaciones agrarias y para la Denominación de Origen Valdepeñas. Martín fue muy gráfico en su explicación del proyecto de minería, del que dijo que se basa en «extraer unas piedrecitas, lavarlas, reducirlas al mineral que esconden y llevárselo para que sigan haciendo teléfonos, mientras que dejan un cráter que puede ser de hasta 1.000 metros». En este sentido añadió que también el agua que se utilizará para este proceso «se filtrará a los acuíferos, y además la escoria que queda de ese mineral rellenará el hoyo, que ya es tierra muerta, donde no van a crecer ni los disgustos».
El regidor valdepeñero reconoció que tras mantener contactos con Ecologistas en Acción también duda sobre los perjuicios que puede ocasionar a largo plazo la extracción de tierras raras o la utilización de agua del pantano de La Cabezuela y que ha sido rechazada por la Confederación Hidrográfica del Guadiana. «El pantano para Valdepeñas es sagrado, pero eso no va a evitar que las moléculas en suspensión, dada la cercanía, se depositen sobre el pantano de La Cabezuela y, por lo tanto, queremos que todos los informes sanitarios, medioambientales y técnicos que hagan falta garanticen que esas moléculas en suspensión no llevan radioactividad que pueda depositarse en el pantano y puedan afectar después a otras cosas», apostilló.
Durante su intervención, valoró además que «entre lo que dejan y lo que supuestamente van a generar no salen las cuentas».
Cabe recordar que el proyecto de tierras raras que la empresa española Quantum Minería está proyectando abrir entre las localidades de Torre de Juan Abad y Torrenueva una mina de tierras raras, nombre bajo el que se agrupan 17 elementos químicos metálicos usados en la fabricación de alta tecnología: desde ordenadores a televisiones, pasando por baterías de coches híbridos. La Dirección Provincial de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo declaró «medioambientalmente viable» el proyecto, y meses más tarde los vecinos de Torre de Juan Abad crearon una plataforma para obtener información y valorar el proyecto.