El juez deja en libertad al principal acusado del tiroteo

Pilar Muñoz
-

Le ha impuesto una fianza de 5.000 euros, medidas cautelares de alejamiento y comunicación respecto de los perjudicados y le ha retirado el pasaporte

El presunto autor de disparar contra los ocupantes de una furgoneta en medio de una persecución por la carretera de Carrión, en la que resultó herido un trabajador a causa de una bala perdida, ha si excarcelado de forma provisional dos semanas después de que el juez adoptara esta resolución, según han asegurado aLa Tribuna fuentes jurídicas.
«Se decretó la libertad provisional hace dos semanas, pero no salió de la prisión hasta el pasado martes», concretaron las fuentes tras señalar que ayer se hizo público el auto del juez instructor.
Desde el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha indicaron a este diario que «se ha dictado por parte del juez instructor, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Ciudad Real, Carmelo Ordóñez, un auto por el que se decreta libertad provisional bajo fianza» para el segundo investigado que permanecía preso por esta causa.
El abogado que defiende al acusado solicitó la libertad y «no se han opuesto ninguno de los perjudicados y el fiscal ha sido conforme», explicaron desde el TSJ tras señalar que se ha fijado una fianza de 5.000 euros y se han establecido medidas cautelares. En este sentido, el juez ha impuesto al investigado una medida de alejamiento respecto de las víctimas prohibiendo que se aproxime a su domicilio o lugar de trabajo o cualquier otro donde se encuentren a una distancia mínima de 300 metros. También se le prohíbe que se comunique directa o indirectamente por cualquier medio con los perjudicados.
El juez le ha retirado el pasaporte tras prohibirle abandonar el territorio nacional e imponerle la obligación de comparecer ante el juzgado de forma regular.
Los hechos por lo que César T. T. fue detenido y encarcelado se remontan a la tarde del 10 de agosto, sobre las 16.00 horas, cuando a bordo de un vehículo presuntamente perseguían a los ocupantes de otra furgoneta disparando. Una bala perdida alcanzó e hirió a uno de los propietarios de un taller mecánico que se encuentran en el margen derecho de la carretera que une Ciudad Real con Carrión, en el polígono industrial.
El 18 de septiembre era detenido César T. T., que estaba en busca y captura, la Policía Nacional continuó la búsqueda de su hermano Miguel. Entonces las fuentes indicaron a este diario que todo apuntaba a que el autor de los disparos era el detenido por las pruebas e informes que obran en las diligencias. 
Tres semanas después se entregó su hermano Miguel, que también fue enviado a prisión, aunque quedó antes en libertad con cargos. De forma provisional se les imputa un delito de homicidio en grado de tentativa y lesiones graves por las heridas que causó a uno de los dueños de un taller del polígono industrial. El hombre, ajeno a lo que estaba pasando en la carretera, mientras trabajaba en su taller, resultó herido y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente a causa de las lesiones causadas por el impacto de una bala perdida en el tiroteo.
Reconstrucción. A mediados de octubre, se hizo la reconstrucción de los hechos con presencia del juez, fiscal, defensa y acusación particular y agentes de la Policía. Fue entonces, según han explicado a este diario las fuentes, cuando el abogado de la defensa solicitó la libertad de ambos. El 31 de octubre, como adelantó este diario, quedó en libertad Miguel, también con cargos y bajo fianza.