Molestos con los últimos arbitrajes

La Tribuna
-

El Villarrubia se queja del más que riguroso penalti que supuso la remontada del Marbella

Javi Sánchez, entrenador del Villarrubia. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Como equipo debutante en la Segunda División B, el Villarrubia tiene que hacer frente a muchas situaciones nuevas y adversidades. Y en estas dos últimas jornadas ha padecido también la rigurosidad de los colegiados con decisiones que han terminado condenándole a la derrota. En el último encuentro en el Nuevo Campo, el Villarrubia era castigado con penalti por una mano totalmente involuntaria de Julio de Dios y este domingo un ligerísimo toque de Toni Seoane en la espalda de Mustafá en los últimos minutos del duelo frente al Marbella suponía otra pena máxima que permitía a los andaluces remontar el tanto inicial de Fran Cortés.
Tras el término del choque, Javi Sánchez se mostró muy molesto por esa decisión arbitral y aseguró que su equipo debe «ganarse el respeto de la categoría. No es penalti.  Con sus decisiones el colegiado nos fue minando y lastrando. Son situaciones que han ido desesperando a los jugadores. Los detalles nunca caen de nuestro lado y lo que hay que hacer es aprender a generar las menos situaciones de duda posibles. Debemos ganarnos ese respeto».
En esa acción Toni Seoane vio su quinta amarilla, por lo que este sábado ante el Recreativo de Huelva (17 horas) será baja por acumulación de amonestaciones.