scorecardresearch

Sube la criminalidad por hurtos y delitos de índole sexual

Pilar Muñoz
-

Las infracciones penales registradas en la provincia durante el primer semestre del año han pasado de 5.057 a 6.028 en un año, situándose la capital a la cabeza con un incremento del 30 por ciento

Sube la criminalidad por hurtos y delitos de índole sexual - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La vuelta a una cierta normalidad ha disparado un 26% los hurtos en Ciudad Real durante el primer semestre del año, en el que el total de infracciones penales han pasado de 5.075 en 2020 a 6.028, casi un 19% más. Los datos de criminalidad facilitados por el Ministerio del Interior evidencian un aumento significativo en una delincuencia que ha estado confinada de una u otra manera, es decir, por la pandemia y porque algunos ya habían pagado su deuda con la justicia y han vuelto a su medio de vida natural.

Pero la criminalidad no ha subido solo por los hurtos, también por los robos, la sustracción de vehículos y los delitos contra la libertad sexual con cinco violaciones en el primer semestre del año y 105 delitos contra la libertad e indemnidad sexual. Dos de las violaciones se han denunciando en Puertollano, una en Ciudad Real, otra en Tomelloso y la quinta en un municipio de la provincia de menos de 5.000 habitantes. 

Además, entre enero y junio ha habido seis homicidios en grado de tentativa, frente a los dos del mismo periodo del año anterior. En el primer semestre de 2020 hubo dos homicidios dolosos y este año ha habido un asesinato. Ocurrió el 4 de mayo en el grupo de viviendas de la Esperanza del barrio del Pilar de Ciudad Real tras un monumental intercambio de disparos entre dos clanes enfrentados. 

 Pero la mayor subida se ha registrado en el apartado de hurtos al pasar de 795 a 1.001 en un año. A estos delitos, le sigue la sustracción de vehículos. Del mismo modo, han aumentado los robos con fuerza en las cosas cometidos en Ciudad Real y en los cuatro municipios de la provincia con más de 5.000 habitantes.

 En el capítulo de robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otros locales han pasado de 344 a 378 en un año, lo que representa casi un 10% de incremento. Pero mayor ha sido la subida registrada en los robos perpetrados en viviendas aunque la cifra sea menor que la del anterior apartado que incluye locales y tiendas.

 Según los datos de Interior, de 222 cometidos en el primer semestre de 2020 se ha pasado este año a 256 en el mismo periodo, esto es, un 15,3% más. Precisamente, la Guardia Civil desarticuló un grupo criminal que había perpetrado robos en 17 establecimientos hosteleros de la provincia.

Otros delitos en aumento son los relativos a lesiones y riñas tumultuarias. Entre enero y junio se han denunciado 69 casos de lesiones y riñas tumultuaria, un 40,8% más que en 2020. Las actuaciones contra el tráfico de drogas se mantienen en un total de 35 infracciones penales denunciadas. 

En cuanto a la evolución de la criminalidad por municipios de más de 5.000 habitantes, Ciudad Real capital sigue estando a la cabeza con 1.292 infracciones penales en el primer semestre del año, un 30% más que en 2020. Le sigue Puertollano con 590 denuncias por delitos y Tomelloso con 519. Valdepeñas es el municipio de la provincia con menos infracciones penales, 348, después de Alcázar con 371.