Todo estudiante de informática tiene empleo

Hilario L. Muñoz
-
Todo estudiante de informática tiene empleo - Foto: Tomás Fernández de Moya

Eduardo Fernández-Medina, director de la Escuela de Informática de Ciudad Real, repasa el pasado y habla del futuro en una entrevista concedida a La Tribuna

Eduardo Fernández-Medina ha evolucionado junto a la Escuela de Informática de Ciudad Real. En ella ha sido alumno y profesor, hasta llegar a ser catedrático de Universidad y director. Forma parte de la cuarta promoción de un centro que cumple 25 años desde que recibió a los primeros ingenieros informáticos de Ciudad Real.
¿Qué ha cambiado en la escuela en estos 25 años?
En el 89 se crea la escuela una vez que la universidad ya está constituida y contando ya con otros centros con titulaciones de áreas clásicas y con mucho peso. Entonces llegó informática como una disciplina incipiente y poco conocida entonces. A lo largo de estos años, la Escuela de Informática se ha convertido es uno de los centros que tiran con más fuerza de la UCLM en todas las dimensiones relevantes de la universidad, como la investigación, la internacionalización y las relaciones con empresas.
Estos 25 años han cambiado Ciudad Real con la llegada de las grandes empresas del sector.
Este ha sido uno de los cambios más profundos que ha generado la Escuela de Informática en nuestra región. Cuando inicia su actividad no había apenas empresas del sector de las tecnologías de la información. Los primeros ingenieros se van yendo a las empresas de Madrid, dando lugar a elevados niveles de satisfacción por su calidad y profesionalidad. Llega un punto en el que varias empresas relevantes, en lugar de esperar a que vayan los egresados, toman la decisión de instalarse en Ciudad Real, para así estar cerca de la fuente del talento. Esto ha dado lugar a la creación de un interesante tejido empresarial del ámbito de la informática en nuestra región, constituido por estas grandes empresas, y también por un amplio conjunto de pymes creadas por los ingenieros en informática más emprendedores.
Una tercera parte de esta transformación laboral es la investigación.
Sí, la investigación es uno de los pilares más importantes para la universidad. Aunque esta escuela nació como escuela técnica, teniendo una vocación centrada en la docencia, su transformación a escuela superior a finales de la década de los 90 supuso en inicio de una actividad investigadora con una evolución muy destacable. Esto trajo consigo la creación de numerosos grupos de investigación, la formación en investigación y la especialización del profesorado, y la captación de fondos para estas actividades. Esto no solamente ha dado lugar a la evolución y la promoción de los profesores, sino que ha permitido avances significativos en numerosas líneas de investigación en informática y ha permitido también potenciar proyectos con empresas y proyectos de investigación, soportados con la contratación de un buen número de estudiantes de la escuela. Cabe destacar que un hecho del que nos sentimos muy orgullosos es el Premio Nacional de Informática recibido por nuestro compañero Mario Piattini, que simboliza la intensa labor y calidad de la investigación que abordamos en la escuela.
Esto implica que hay tres elementos de empleo en la escuela: empresas, emprendedores e investigación. ¿Hay paro en el sector?
El desempleo en ingeniería informática es nulo. Hoy en día, todo estudiante que hace la carrera de informática tiene empleo asegurado. Hay innumerables opciones profesionales para los ingenieros de informática. Las más próximas o cercanas a la escuela son las tres comentadas, pero en esta escuela somos más ambiciosos y queremos que nuestros estudiantes tengan opciones múltiples. Por este motivo, una de las principales apuestas de la escuela es la internacionalización, ya que realmente hay una demanda grande y nuestros ingenieros tienen muy buena reputación y se van a trabajar a cualquier parte del mundo.
De ahí el grado bilingüe que se imparte en la escuela...
Sí y también todo el trabajo que hacemos para establecer acuerdos con otras universidades internacionales. El grado bilingüe se crea como una apuesta por mejorar las opciones profesionales y sin fronteras de nuestros estudiantes porque queremos no solo que tengan trabajo sino el mejor trabajo y por ello tratamos de aportarle cosas que les mejoren y hagan diferentes. Cierto que en este momento, incluso en nuestra región, toda empresa trabaja en un contexto internacional pero evidentemente tener una formación directamente bilingüe abre al estudiante las puertas de trabajar en el ámbito internacional sin ningún tipo de problema.
En el futuro está el reto de la digitalización del empleo, ¿cómo se afronta desde la escuela?
Entiendo que se refiere al movimiento mundial e internacional que se está produciendo de transformación digital. En realidad, es una revolución social, económica y productiva a todos los niveles, incluso superior a las anteriores revoluciones industriales que hemos tenido en la historia de nuestro planeta, que pasa por la incorporación de herramientas informáticas que permiten automatizar procesos, que hasta ahora se hacían de manera manual. Desde este punto de vista, la informática se está convirtiendo en un elemento nuclear y su relevancia, cada vez es más alta. No solo por la necesidad de especialistas en informática, que den lugar a esa automatización, sino por la necesidad de incorporar competencias digitales en prácticamente todas las áreas profesionales de nuestra sociedad. Por lo tanto, la modernización, no solo de carreras tecnológicas, sino la inclusión de competencias digitales en el resto, es un reto para el futuro de las universidades, y en especial de la nuestras. Tanto es así, que esta modernización aparece dentro del plan estratégico de la UCLM, y esperamos que estas competencias digitales se vayan incorporando en los distintos estudios ofrecidos por la universidad, haciendo que todo trabajador futuro esté cada vez mejor preparado para la transformación que se está produciendo en el ámbito digital.
¿Por qué no hay dobles titulaciones con informática en algunos grados?
Es algo en lo que se está trabajando y de hecho esta semana tuvimos una reunión con el vicerrectorado de Docencia para dar un paso más hacia la creación de dobles títulos. La informática ocupa un papel muy importante no solo como núcleo en la Ingeniería Informática, sino en combinación con otras áreas, dando lugar a nichos de mercado muy demandados y muy valorados, que requieren la integración de varios grados. Por ejemplo, uno de los proyectos en los que estamos trabajando en crear el doble grado de Ingeniería informática con Administración de Empresas, que da lugar a un perfil de especialista en la aplicación de la informática al negocio, otra cosa que se ha planteado y que está en el Plan Estratégico de la Universidad es crear un doble título de informática y matemáticas, que cubre un perfil de científico e ingeniero de datos, bastante bien valorado y con mucha demanda de profesionales. También se puede plantear un doble grado de informática con ingeniería industrial para potenciar la robótica y automatización industrial.
De todos modos, Informática evoluciona y se especializa con el curso de videojuegos, máster, cátedras con empresas... ¿Cómo se mira a esta especialización en una escuela que nació como ingeniería técnica?
Eso es uno de los retos importantes que tenemos para el futuro, porque la informática de hoy no se parece en nada a la de hace 25 años. Me refiero a que la informática ha crecido de una manera, que ahora es muy difícil compactar un conocimiento tan variado en un grado. Cada vez es más necesario crear estudios que especialicen al ingeniero informático en alguna de las disciplinas que van apareciendo, como los videojuegos, la ciberseguridad, o el big data. Destaca, por ejemplo, nuestro máster en Ingeniería Informática, que busca una especialización de los graduados en un aspecto que resulta clave para su evolución profesional, que es la faceta directiva y de gestión en informática. Otros cursos de especialista y de enseñanzas propias nos permiten ofrecer al estudiante la formación más puntera en algunas de las áreas más demandadas.
Le queda un año como director de la escuela en este mandato, ¿qué retos tiene en el tiempo que viene?
Llevo siete años como director en la escuela de informática y mi compromiso es agotar la segunda legislatura, los ocho años, y consolidar todas las cosas que se han conseguido y que se han desarrollado en los últimos años. Esto es bastante difícil y requiere un ritmo muy intenso porque lo cierto es que entre todos hemos conseguido posicionar a la escuela en unos niveles de calidad muy elevados y nuestro compromiso es mantenerlos y superarlos. De ello, destaca nuestro esfuerzo de colaboración con empresas, siendo el centro que más cátedras y aulas Universidad-Empresa tiene (dos cátedras, dos aulas y un aula más a punto de ser firmada). También destaca nuestro programa Forte, pionero en la UCLM con la integración de trabajo final y prácticas en empresa. Somos pioneros también con el primer grado bilingüe de la UCLM y con el sello de excelencia internacional Euro-INF, que posiciona a la escuela a nivel internacional con unos niveles de calidad contrastados. Hemos conseguido una serie de méritos relevantes, y mi reto es mantenerlo en el futuro.
¿Puede afectar la creación de una nueva escuela de informática en la UCLM, en Talavera de la Reina?
Informática es uno de los estudios más demandados, debido a que existe una necesidad creciente y no cubierta de ingenieros en informática. Esa demanda se traduce en Castilla-La Mancha en un elevado número de estudiantes de Educación Secundaria que quieren estudiar informática y que no consiguen plaza en las dos escuelas actuales, en Ciudad Real y Albacete, por lo que es de esperar que un tercer centro con Ingeniería Informática no afecte a los otros centros. En todo caso, la incorporación de informática en Talavera de la Reina lo vemos como una oportunidad de fortalecimiento de una disciplina clave para el progreso de nuestra sociedad.