Vox no exige entrar en el gobierno al apoyar una investidura

I.Ballestero
-
José Antonio Ruíz-Valdepeñas en la sede de Vox. - Foto: Tomas Fernandez de Moya

Ruiz-Valdepeñas, concejal electo de la formación, dice tener «muy claro nuestro nivel de representación» y que no ponen «exigencias» a otros partidos

El próximo día 15 de junio, los nuevos concejales de la Corporación del Ayuntamiento de Ciudad Real tomarán posesión de sus cargos y justo después tendrán que enfrentar su primera votación:la que desembocará en la elección del próximo alcalde o alcalesa de la localidad. Dos son los nombres que las urnas han puesto encima de la mesa: Francisco Cañizares (PP) y Pilar Zamora (PSOE), y dos las combinaciones recurrentes a la hora de hacer cuentas, la suma de PP (9), Ciudadanos (3) y Vox (1) y la suma de PSOE (10) y Ciudadanos (3) para alcanzar una mayoría absoluta. Hay una tercera vía: la de contar con el apoyo de Vox en la investidura sin que eso signifique su entrada en el equipo de Gobierno, ya que, según aseguró José AntonioRuiz-Valdepeñas, concejal electo de la formación, a La Tribuna, Vox no va a colocar como línea roja su entrada en el Ejecutivo local a la hora de apoyar un pacto.  Por el momento, ni Vox ni el resto de partidos parecen haber iniciado contactos formales para tratar de acordar una investidura. El PSOE sí que anunció el pasado martes su intención de sentarse a negociar, pero fuentes de Cs emplazaron a la semana que viene para iniciar las conversaciones. Vox, por el momento, tampoco ha hablado con nadie, tal y como aseguró Ruiz-Valdepeñas, pero a priori la negociación en la capital con la formación de Santiago Abascal no pasará por la obligación de incluir a Vox en cualquier equipo de Gobierno. «En absoluto», subrayó el concejal electo de Vox, «nuestra única voluntad es hacer que la ciudad prospere y lo haremos con las herramientas que se pongan a nuestra disposición, pero sin plantear ninguna imposición o intransigencia a ningún otro partido». 

De esta forma, la formación de gobierno en la capital abre una tercera vía, la de un gobierno entre Partido Popular y Ciudadanos que cuente con la ‘muleta’ externa de Vox, cuyo voto, no obstante, será fundamental para aprobar aspectos fundamentales como los presupuestos anuales de la ciudad o la modificación de tasas y ordenanzas públicas, entre otros. «Partido Popular y Ciudadanos pueden alcanzar un acuerdo como lo pueden alcanzar también PSOE y Ciudadanos, y en ambos casos nuestra posición será la misma, que es la de estar pendientes de todo lo que se haga, de que se cumple lo programado y de que se den soluciones a los problemas de los ciudadrealeños», indicó el concejal electo del partido de Santiago Abascal. 

Ruiz-Valdepeñas explicó esta posición con los resultados electorales en la mano, siendo el único concejal del partido electo en una Corporación de 25 ediles. «Somos muy conscientes de nuestro nivel de representación y queremos defender los intereses de quien nos ha dado su confianza y trabajar también para aquellos que han votado a otros partidos», pero esa intención «no pasa por la pretensión de formar parte de ningún gobierno ni de poner condiciones que no sean razonables y acordes a lo que queremos», que es, en palabras de Ruiz-Valdepeñas, «trabajar por nuestra ciudad y ser útiles en una posición u otra», es decir, bien formando parte del equipo de Gobierno o bien en la oposición, a través de acuerdos puntuales en diferentes asuntos. 

Por el momento, el concejal electo de Vox en Ciudad Real subraya que no ha habido «contactos formales» con ninguna formación política, «más allá de que después de la noche de las elecciones nos dirigimos a todos los grupos para felicitarles por los resultados obtenidos», finalizó.