La petición de escuelas infantiles pública dobla a la oferta

Manuela Lillo
-

Los cuatro centros de titularidad de las administraciones públicas y que están ubicadas en la capital acumulan más de 450 peticiones para atender 172 vacantes

L petición de escuelas infantiles pública dobla a la oferta - Foto: Jonathan Tajes

Aquello de que los niños vienen con un pan debajo del brazo ha podido pasar a la historia. Las familias miran al céntimo los gastos que supone tener hijos y las mujeres retrasan cada vez más la maternidad. En Ciudad Real, la edad media en la que se tiene el primer hijo está por encima de los 30 años desde 2012 cuando en los años 70, las ciudadrealeñas tenían su primer hijo con 25 años de media. La creciente participación laboral de la mujer, los cambios en las relaciones familiares o la precarización de la contratación laboral de los jóvenes y no tan jóvenes pueden estar detrás del hecho de que España tenga una de las tasas de natalidad más bajas del mundo, 1,3 hijos de media por mujer.
En todo este contexto, la oferta de plazas de las escuelas infantiles públicas se convierte en un objetivo prioritario para muchas familias, habida cuenta de que este tipo de guarderías son más económicas que las privadas. De este modo, los datos de solicitudes de las escuelas infantiles públicas multiplican por 2,5 el número de plazas vacantes existentes en los cuatro centros de titularidad pública de la capital. En total, suman unas 455 peticiones de matriculación de niños de cero a tres años para cubrir 172 plazas vacantes, según los datos recopilados por este diario.
Aun así, la cifra es menor que la registrada en otras ocasiones, donde se han llegado a triplicar las solicitudes por el número de plazas ofertadas. En este aspecto, desde estos centros señalan tres factores que motivan este descenso de solicitudes que, pese a todo, aún desbordan la oferta. El primero, el descenso de la natalidad. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la provincia cerró 2017, el último año sobre el que hay datos oficiales, con la cifra de alumbramientos más baja desde que se contabilizan nacimientos, hace más de cuatro décadas.
Otro factor es la marcha de la población inmigrante que llegó al país en la etapa del boom de la economía. Desde 2012, Ciudad Real ha perdido casi 20.000 habitantes de origen extranjero. La última causa que se apunta es que las familias, al saber ya de las dificultades para entrar en las públicas, optan directamente por no solicitar plaza.
En este sentido se pronunció Juan Gómez, director de la escuela infantil El Lirio de Ciudad Real, quien afirmó que «en la capital la demanda está muy por encima de la oferta en las escuelas infantiles públicas». En su caso, cuenta con 90 solicitudes para cubrir 16 plazas de las 35 con las que cuenta este centro de la Junta de Comunidades. El precio máximo a pagar es de 180 euros al mes y, además, desde el año pasado se les exime de pagar a quienes tenían que abonar menos de 100 euros. «La mayoría de la gente no paga, pero la dificultad es entrar», explica.
En la escuela infantil Alfonso X, también de la Junta de Comunidades, apuntan al descenso de las solicitudes especialmente en los bebés. La directora, María Eugenia Ruiz, señala a la bajada de la natalidad y a que las familias «buscan optan opciones por lo concurrido» que está el centro en cuanto a peticiones. En su caso, ha registrado 115 peticiones para cubrir 64 plazas, de las 130 para las que tiene capacidad. En ambos casos, la puntuación a los solicitantes se hace según lo establecido en el baremo de la Junta de Comunidades, para lo que existe una comisión que dictamina el acceso al centro.
El pasado día 30 de abril finalizó el plazo de solicitud en la escuela infantil La Flauta Mágica, de la Diputación. Allí recibieron 185 solicitudes, 166 de nuevo ingreso, para cubrir 66 plazas vacantes. Su directora, Mercedes Gómez, también apunta al descenso de la natalidad y a la disminución de la población inmigrante. En esta escuela infantil reservan plazas además para casos de emergencia social o discapacidad, entre otras. Los padres que más pagan desembolsan 211 euros, mientras que los que menos pagan destinan 108 euros al mes a esta finalidad. Por su parte, la escuela infantil La Granja, del Ayuntamiento de Ciudad Real, suma 65 solicitudes para 26 plazas.
 


Las más vistas