Montiel gana 225 empresas en un año gracias al impulso ITI

A. Criado
-
Montiel gana 225 empresas en un año gracias al impulso ITI - Foto: Tomás Fernández de Moya

Atendiendo a los últimos datos de densidad empresarial, esta estrategia está teniendo resultados dispares en la provincia, con un Campo de Montiel que ha ganado más de 220 negocios en el último año y una comarca de Almadén que no acaba de arrancar

Uno de los objetivos principales de la puesta en marcha de la Inversión Territorial Integrada (ITI) en varias comarcas castellano-manchegas es fomentar una cultura emprendedora en el tejido empresarial o entre los productores locales a través del aprendizaje y la promoción de nuevas actividades económicas. Atendiendo a los últimos datos de densidad empresarial se puede afirmar que esta estrategia está teniendo resultados dispares en la provincia de Ciudad Real, con un Campo de Montiel que ha ganado cerca de 230 negocios en el último año y una comarca de Alcudia que no acaba de arrancar, al menos los municipios que forman parte de la ITI. Las localidades de la comarca del Campo de Montiel incluidas en la ITI (todas a excepción de San Carlos del Valle) cerraron el ejercicio 2018 con un total de 1.422 empresas en funcionamiento, 225 más que un año anterior, cuando estaban activas 1.197. Un incremento superior al 18% que es todavía más elevado si se incluye en este listado a la vecina localidad de Torrenueva (encuadrada en la comarca de Sierra Morena), que pasó de 193 a 207 negocios en el último año. En lo que a la comarca de Alcudia o Almadén se refiere, la otra zona de la provincia incluida en la ITI, también se observa un ligero aumento en el número de empresas (de 784 a 805), aunque la radiografía en los ocho municipios que forman parte de esta estrategia regional (Agudo, Alamillo, Almadén, Almadenejos, Chillón, Guadalmez, Saceruela y Valdemanco del Esteras) es prácticamente la misma. De hecho, pierden una empresa entre 2017 y 2018, pasando de 379 a 378. El objetivo central de la estrategia es la recuperación demográfica de estas zonas por medio de tres vectores de desarrollo: la digitalización del territorio, el aprovechamiento sostenible de los recursos disponibles y el fomento de la actividad económica. En relación a este último punto, desde el Gobierno regional subrayan que las oportunidades laborales deben pasar por el fomento de inversiones productivas compatibles con la sostenibilidad del territorio: agroalimentarias, turismo, economía verde y economía social. No es de extrañar, por lo tanto, que el incremento de la natalidad empresarial en el Campo de Montiel haya venido de la mano del sector primario, con 906 empresas frente a las 665 registradas el año anterior, un 36% más. Hay que recordar que la modernización y diversificación del sector agrario es uno de los objetivos de esta ambiciosa iniciativa. También suben las empresas vinculadas al sector servicios (+17), especialmente de la mano del turismo rural, pero caen en la industria y la construcción (-14 y -5, respectivamente). La diversificación en actividades no agrarias, más allá del sector primario, debe ser uno de los retos marcados para los próximos años, aún teniendo en cuenta que «en los ámbitos rurales de las zonas ITI, las posibilidades de diversificación económica son más limitadas por su menor más crítica». La localidad de Villanueva de los Infantes, cabecera de comarca, lidera el desarrollo empresarial de la zona con casi 300 empresas, 17 más que en 2017 y más del 50% dedicadas al sector servicios, seguida de Castellar de Santiago (151). Otros cuatro municipios superaron el centenar de negocios el pasado ejercicio, registrando además un importante incremento respecto al año anterior: Villanueva de la Fuente, Montiel y Albaladejo. En total, incluido San Carlos del Valle, la comarca superó los 1.500 negocios en 2017 y presentó una densidad empresarial de 6,57 empresas por 100 habitantes, la más alta de toda la provincia. Se trata de los mejores datos del último lustro.