16.000 euros para la renovación de la red de videovigilancia

Laura Buitrago
-

El Ayuntamiento de Miguelturra renovará la red de videovigilancia en varios puntos estratégicos de la localidad, como la carretera de Valdepeñas y el aparcamiento de la calle Perlerines

16.000 euros para la renovación de la red de videovigilancia

Parece que averiguar lo que se esconde tras la maraña de píxeles captada por las cámaras de seguridad de Miguelturra dejará de ser una tarea a nivel experto. Al menos, en lo que respecta a la carretera de Valdepeñas y al aparcamiento de la calle Perlerines, puesto que el Ayuntamiento destinará 16.000 euros del superávit recaudado de las cuentas del año pasado en renovar la red de videovigilancia de ambas zonas. Se trata de una medida que persigue «mejorar la vigilancia en cuestiones de tráfico y dependencias públicas», según declaró el concejal de Seguridad Ciudadana, Pedro Mellado, que además añadió que se decantaron por actuar en estos dos puntos por tratarse de áreas sensibles de sufrir imprudencias al volante, actos vandálicos o, simplemente, choques entre vehículos. «Tenemos que tener en cuenta que son dos zonas que reciben a diario una gran afluencia de vehículos», recalcó en edil. «Especialmente la travesía, por la que pasan cerca de 40.000 coches diarios». En este sentido, Mellado relató que esta enmienda, presentada por el grupo municipal del PP en pleno del Ayuntamiento y que contó con el apoyo de los representantes de IU-Podemos y PSOE, consistirá en la sustitución de las videocámaras que actualmente se encuentran instaladas en ambas dependencias. Estas, según recalcó, «se encuentran obsoletas e incluso alguna está averiada» a causa de sus 10 años de antigüedad, por lo que las retirarán para instalar otras nuevas con mayor calidad de imagen. Respecto a la cantidad de los dispositivos, el concejal insistió en que no se incrementará, lo que contribuirá a la aceptación de los miguelturreños que fueron, precisamente, los que demandaron la puesta en marcha de esta renovación. «Cuando un ciudadano siente que ha recibido un golpe en su coche, suele solicitar el visionado de las cámaras para ver si corresponde a un accidente o a un acto vandálico», explicó Mellado, a lo que remarcó que el objetivo de esta actuación es «proporcionar las herramientas necesarias para las soluciones que nos piden». Facilidades que, además, se aplicarán también a la labor de los cuerpos de seguridad, puesto que tal y como dijo el edil «las mejoras en la calidad de imagen permitirán a los agentes identificar a los implicados en cada situación de una forma óptima». Por el momento, el proyecto se encuentra en proceso de tramitación y todavía queda por determinar qué empresa será la escogida para proveer las nuevas videocámaras. Sin embargo, Mellado incidió en que «esperamos actuar en dos o tres meses».