18.000 jóvenes no podrán optar al complemento de 430 euros

M.L
-

El Gobierno nacional aprobó una modificación en el Estatuto de los Trabajadores que derogaba esta ayuda a la contratación de los llamados 'ninis'

Con la entrada del nuevo año, el Ejecutivo nacional puso fin a una de las medidas que se incorporaba dentro del Sistema Nacional de Garantía Juvenil y que buscaba facilitar la inserción laboral de los jóvenes que no cursan estudios y que no tienen una ocupación profesional. En concreto, se derogó el complemento salarial de 430 euros para los jóvenes que estaban inscritos en este programa y que contasen con un contrato para su formación y aprendizaje.  
De este modo, los 18.861 jóvenes que había inscritos en este programa en febrero de este año ya no tendrán opción para beneficiarse de este complemento que suponía una inyección de más de 400 euros y que era un aliciente de cara a la realización de este tipo de contratos para las empresas.
En concreto, el Gobierno nacional decidió poner fin a esta ayuda al considerar que no estaba favoreciendo la entrada en el mercado laboral de los jóvenes, que es el objetivo principal de este plan que está dirigido a jóvenes en búsqueda de empleo que no se encuentren en situación de estudiar o formarse, ni trabajando por cuenta propia o ajena, y quieran lograr su inserción plena en el mercado laboral. De este modo, a nivel nacional se desarrollaron una serie de ayudas por la contratación de jóvenes menores de 30 años, así como bonificaciones y reducciones a la Seguridad Social para los autónomos, un mapa de ayudas del que, sin embargo, se han eliminado este año el mencionado complemento salarial de 430 euros.
Por lo que respecta a la evolución del número de jóvenes que se han inscrito en este programa, las cifras registraron un incremento continuo en la provincia de Ciudad Real desde su puesta en marcha en el año 2014. De hecho, este programa partió con cifras muy bajas y en febrero de 2015, había tan sólo 574 registrados, motivado en parte porque se trataba de un proyecto que acababa de iniciar su andadura y por las dificultades y el desconocimiento a la hora de hacer efectiva la inscripción. Sin embargo, dos años después, en febrero de 2018, esta cifra se elevaba ya hasta los 14.550 jóvenes y en febrero de este año la cifra se sitúa ya por encima de los 18.000.
No obstante, la provincia de Ciudad Real no es la que acapara en la actualidad el mayor número de jóvenes apuntados a este sistema nacional para el que se variaron también los requisitos mediante un cambio legislativo que recortó de cuatro meses a un día el periodo que los solicitantes tenían que acreditar sin trabajo para poder inscribirse. En la actualidad es la provincia de Toledo la que cuenta con el mayor número de jóvenes registrados en este sistema nacional, con 19.598 a fecha del pasado 28 de febrero, mientras que en el caso de Albacete había 11.668; en Cuenca 5.029 y en Guadalajara 6.171, según los datos facilitados a este diario mediante el Portal de Transparencia.