El plan de sequía contempla trasvases a Vallehermoso

A. Criado
-
El plan de sequía contempla trasvases a Vallehermoso - Foto: RUEDA VILLAVERDE

El nuevo plan especial de sequía para la cuenca del Guadiana contempla la activación de trasvases desde La Cabezuela a Puerto de Vallehermoso cuando el volumen embalsado en este último pantano se sitúe por debajo de los 2,7 hectómetros cúbicos

El nuevo plan especial de sequía para la cuenca del Guadiana, aprobado por el Ministerio para la Transición Ecológica a finales del pasado ejercicio, contempla la activación de trasvases desde La Cabezuela a Puerto de Vallehermoso cuando el volumen embalsado en este último pantano se sitúe por debajo de los 2,7 hectómetros cúbicos, un «estado de emergencia» que se produjo a principios de 2018, antes de la llegada de las esperadas lluvias en el ocaso del invierno y la primavera, cuando este embalse ciudadrealeño apenas acumulaba dos hectómetros de agua y barro. «Es una medida que nos da tranquilidad, porque si sufrimos una situación de sequía prolongada como la vivida a finales de 2017 y principios de 2018, sabemos que se va a actuar», comenta a La Tribuna Luis Díaz-Cacho, alcalde de La Solana, una de las cuatro localidades de la provincia que se abastecen de Vallehermoso junto a Alhambra, San Carlos del Valle y Carrizosa. En total, el embalse da servicio a una población de casi 20.000 habitantes. En este nuevo escenario, y siempre que no se presenten problemas ambientales (especies invasoras), la conexión desde La Cabezuela se activaría «para mantener un volumen en Vallehermoso de 2,7 hectómetros cúbicos y atender las demandas urbanas que dependen del mismo». No obstante, si el volumen embalsado en La Cabezuela baja de nueve hectómetros cúbicos (actualmente acumula 16 de 43), «los trasvases se limitarán a los necesarios para atender la totalidad de las demandas urbanas del sistema, prestando atención a la minimización del gasto derivado de la explotación y la calidad del agua en ambos embalses». Puerto de Vallehermoso presentaba este lunes un volumen embalsado de agua de seis hectómetros cúbicos (su capacidad máxima es de siete), lejos del «estado de emergencia» que marcan los 2,7 hectómetros. Con estos parámetros, el nuevo plan de sequía de la Confederación Hidrográfica del Guadiana establece únicamente «trasvases de mantenimiento y conservación desde La Cabezuela», dos anuales de 0,4 hectómetros cúbicos. Díaz-Cacho recuerda que el año pasado ya plantearon al anterior presidente de la CHG, José Martínez, un trasvase de urgencia desde La Cabezuela como solución al «preocupante» estado en el que se encontraba Vallehermoso por la prolongada sequía. Afortunadamente rompió a llover y esta medida, recogida hoy en el nuevo plan, quedó aparcada. «Lo importante es que ahora contamos con una norma que indica cómo hay que proceder y el suministro de agua para abastecimiento está asegurado», sentencia el alcalde solanero.