Liberan a Carla del cercado de aclimatación de Cabañeros

LT
-
Liberan a Carla del cercado de aclimatación de Cabañeros - Foto: Pablo Lorente

La hembra fue reintroducida en Cabañeros después de ser recuperada en el Chaparrillo. Tras su liberación ha realizado desplazamientos en un radio de unos 20 kilómetros

El Parque Nacional de Cabañeros ha dado a conocer este lunes que Carla, la hembra de lince ibérico que fue reintroducida en el parque en pasado mes de febrero tras ser recuperada en el Centro de Recuperación de Fauna Amenazada de ‘El Chaparrillo’, ha sido liberada del cercado de aclimatación. Fuentes del Parque Nacional de Cabañeros explicaron que se cumple así con el plan previsto inicialmente de liberar a Carla una vez que durante algo más de un mes permaneciera en este cercado y se comprobara su perfecta recuperación para poder ser liberada al medio natural.
La historia de Carla comenzó en 2006 cuando nació en libertad en la Sierra de Andújar, tiempo desde el cual ha sido capaz de parir varias camadas de cachorros, la última en 2017. A lo largo de su vida, explicaron, esta hembra de lince ha sido localizada en mal estado en dos ocasiones, la primera en 2013 y la última en 2018, recuperándose en ambas ocasiones. La última vez fue localizada desnutrida el 17 de diciembre en las inmediaciones del embalse de Fresneda, en la Sierra Morena Oriental, desde donde fue trasladada al centro de recuperación ‘El Chaparrillo’, que logró su recuperación para poder volver a ser puesta en libertad.
Tras ser soltada en el cercado de aclimatación de Cabañeros, donde ha pasado 40 días, Carla ha sido liberada al medio natural, comprobando los técnicos del parque que está realizando desplazamientos en un radio de unos 20 kilómetros en torno al punto de origen de su suelta. El seguimiento de las localizaciones de la hembra, obtenidas gracias a su collar con GPS incorporado, revela que, hasta ahora, ha realizado movimientos exploratorios por el interior y los alrededores del parque nacional, tiempo en el que se ha observado que estaba cazando con destreza y alimentándose con normalidad. Sus recorridos la han llevado a pasar por los municipios de Retuerta del Bullaque, Navas de Estena, Los Navalucillos y Horcajo de los Montes, y las últimas señales tomadas de su collar apuntan a que regresará al punto de partida.