El consejero dice que habrá la mitad de cosecha de aceituna

La Tribuna
-

Martínez Arroyo reivindica el papel del aceite de oliva en el medio rural y llama a la defensa de sus intereses en una jornada que abordó los aspectos saludables de este producto

El consejero dice que habrá la mitad de cosecha de aceituna - Foto: Fotos Rueda Villaverde


El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo, defendió ayer el valor del aceite de oliva y la importancia de relacionarlo como sinónimo de salud y dieta mediterránea. Un alimento central en la pirámide de la dieta considerada más saludable del mundo y recomendada por el servicio de Cardiología del Hospital de Ciudad Real, detrás de la cual hay 83.000 olivicultores que «hacen posible este milagro económico y social», señaló en la apertura de la II Jornada de Castilla-La Mancha sobre Salud y Aceite de Oliva.
Esta actividad, que se celebró en el Museo López-Villaseñor, estuvo organizada por el Consejo Regulador de la DOP Aceite Campo de Montiel y con la participación del Colegio Oficial de Médicos de Ciudad Real, y contó con la presencia de más de un cementar de personas, entre profesionales sanitarios y del sector, así como alumnos de la Universidad de Castilla-La Mancha.
Acompañado por el representante de la organización, el doctor Fernando Colado, y el resto de autoridades participantes que han apoyado este acto, entre ellas el Ayuntamiento y la Diputación, Martínez Arroyo incidió en lo importancia de este cultivo que en la región cuenta con cuatro denominaciones de origen: Montes de Toledo, Campo de Calatrava, Campo de Montiel y Alcarria, que son «nuestra mejor tarjeta de presentación».
Ciudad Real, indicó, es la primera provincia agroalimentaria de la región, donde el PIB es más alto, en una región donde el 15 por ciento de la riqueza lo aporta el sector agroalimentario.
El aceite es «uno de los pilares esenciales y que más apuesta por el medio rural, un cultivo social que defiende sus intereses en Madrid» en un momento cercano a la cosecha de la aceituna», en relación a una campaña que en la región para será de 80.000 o 90.000 toneladas, la mitad del año pasado.
Martínez Arroyo resaltó la gran labor que desarrollan los olivicultores, porque son «agricultores y nutricionistas», y «ellos son los que hacen posible este milagro económico y social».
En el acto de apertura de estas jornadas intervino, además de Martínez Arroyo, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero; la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora; el presidente de la DOP Aceite Campo de Montiel, José María Arcos; el director de Banca Rural de Globalcaja, Alberto Marcilla; la presidenta de la Asociación QvExtra, Soledad Serrano, y el vicepresidente Segundo del Colegio de Médicos de Ciudad Real, Miguel Ángel Monescillo.
En las jornadas se analizaron, de la mano de investigadores los estudios relevantes sobre la relación del consumo de aceite de oliva virgen extra con la prevención del cáncer de mama. Entre las intervenciones destacó la del catedrático de Nutrición de la Universidad de Castilla-La Mancha Giuseppe Fregapane sobre los efectos antiinflamatorios de este producto.
apoyo. Bajo la denominación ‘Aceite de Oliva Virgen Extra e Inflamación’, la jornada también sirvió para revalorizar la importancia del sector. Desde Globalaja, Alberto Marcilla manifestó que «en nuestras manos está su defensa y promoción, ya que se trata de un sector estratégico en la región; para ello debemos buscar la diferenciación por la calidad, hay que escuchar al consumidor, crear demanda y alcanzar nuevos retos para su proyección».
Es necesario, asimismo, «tanto el apoyo a los agricultores que generan el milagro económico y social en nuestra tierra, como la educación alimentaria, con el fin de posicionar este producto en las altas cotas», resaltó el director de Banca Rural de Globalcaja.