scorecardresearch

Barroso recurre ante el Supremo la condena contra una mujer

Pilar Muñoz
-

El letrado recurre en casación tras desestimar el Tribunal Superior de Justicia el recurso contra la sentencia de la Audiencia de Ciudad Real que condenó a una mujer a 11 años por intentar asesinar a su expareja, retirándole la patria potestad

Un momento del juicio desarrollado en la Audiencia de Ciudad Real - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha ha desestimado el recurso de apelación presentado por el abogado Jesús Barroso contra la sentencia de la Audiencia de Ciudad Real que condenó a una mujer a 11 años de cárcel por intentar asesinar a su expareja. El TSJ ratifica punto por punto el fallo del Tribunal que enjuició los hechos el pasado mes de mayo.  Además de la pena privativa de libertad como autora de un delito de tentativa de asesinato, la Audiencia de Ciudad Real le retiró la patria potestad respecto de su hijo, es decir, le prohibió cualquier comunicación directa o indirecta y las visitas de la acusada a su hijo de cuatro años durante el tiempo que esta permanezca  ingresada en prisión.

El letrado Jesús Barroso, del bufete Indo Iuris, que ejerce la defensa de la encausada, ha interpuesto  un recurso de casación ante el Tribunal Supremo por considerar que "no se han resuelto adecuadamente" diversas circunstancias y atenuantes muy cualificadas que hubieran reducido la pena considerablemente.

Los hechos enjuiciados tuvieron su origen en el apuñalamiento que la acusada profirió por la espalda a su excompañero y padre del menor tras entablarse una fuerte discusión entre ambos a causa del niño. Barroso ha expresado a La Tribuna su malestar por una medida "desproporcionada" que en realidad priva al hijo de tan sólo cuatro años de mantener contacto con la madre. Considera que está "injustificado" y va en contra del superior interés del menor a crecer junto a su madre. "Cuando salga de prisión el niño no la conocerá ", ha lamentado el letrado que sigue peleando en los tribunales en defensa de su representada porque sostiene que hay base y fundamento.