Italia retira el arresto domiciliario a Rackete

Europa Press
-

Salvini acusa a la capitana del 'Sea Watch 3' de ser un peligro para la seguridad nacional y lamenta su puesta en libertad. La alemana se encuentra en un "lugar secreto" encontrado por su ONG después de recibir amenazas tras el atraco en Lampedusa

Italia retira el arresto domiciliario a Rackete - Foto: GUGLIELMO MANGIAPANE

Un tribunal de Italia ha retirado este martes el arresto domiciliario impuesto a la capitana del Sea-Watch 3, detenida tras entrar en el puerto de Lampedusa con un barco en el que iban cerca de 40 migrantes rescatados en el Mediterráneo. El juez ha sostenido que Carola Rackete "actuó para cumplir el deber de llevar a los migrantes a lugar seguro", según ha recogido el diario italiano La Repubblica
Por su parte, el ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, muy crítico con las acciones de Rackete, ha lamentado a través de su cuenta en Twitter que "para la Justicia italiana ignorar las leyes y embestir una patrulla de la Guardia di Finanza no son motivos suficientes para ir a la cárcel". 
La capitana del barco está acusada de poner en peligro la vida de cuatro policías que estaban a bordo de la patrulla, colocada para intentar impedir su acceso al puerto de Lampedusa a primera hora del sábado. Asimismo, Salvini ha resaltado que la decisión del juez "no es un problema" y ha subrayado que "la comandante criminal" será enviada de vuelta a Alemania "debido a que es peligrosa para la seguridad nacional". "Italia ha levantado la cabeza: estamos orgullosos de defender a nuestro país y ser diferentes de otros líderes europeos que piensan que pueden tratarnos como a una colonia. La fiesta ha terminado", ha zanjado. 

Rackete compareció el lunes ante un tribunal en Agrigento y pidió disculpas por la colisión con la patrullera y aseguró que fue un accidente y que su única preocupación era el bienestar de los refugiados secuestrados, que llevaban más de dos semanas en el mar Mediterráneo.  

 

Resguardada en un lugar secreto

La organización no gubernamental Sea-Watch ha informado este miércoles de que ha trasladado a Rackete a un lugar secreto porque se han recibido amenazas contra ella después de que decidiera atracar en Lampedusa.
La capitana podría afrontar hasta 10 años de prisión por posibles cargos de poner en peligro las vidas de cuatro policías portuarios. "Había algunas amenazas", ha explicado un portavoz de Sea-Watch, "por eso la hemos trasladado a un lugar secreto. No hablaremos sobre nuevos planes de viaje para ella". 
La polémica por las acciones de Rackete ha enturbiado las relaciones entre Italia, por un lado, y Alemania y Francia por el otro, y ha subrayado la falta de una estrategia europea coherente para abordar el fenómeno de la inmigración.