«El rival tiene que sufrir»

Eduardo Gómez
-

Chema Rodríguez, técnico del Kiele Socuéllamos, destaca el nivel de la Superliga esta temporada y recuerda la importancia de ser un equipo «rocoso» en casa

Chema Rodríguez, con gesto pensativo. - Foto: LT

El CV Kiele Socuéllamos vela armas para su debut mañana sábado en la Superliga Femenina ante el Alcobendas (18 horas. Pabellón Gran Gaby). Lejos queda ya aquel último fin de semana de abril, en el que la escuadra socuellamina consumaba el ascenso y devolvía a la localidad a la élite del voleibol español dos décadas más tarde de que lo hiciera el mítico Roycan.
Más de cinco meses después y en vísperas del estreno en la Superliga, el técnico del equipo, Chema Rodríguez, asegura que en todo este tiempo «no hemos parado. Primero fue en la confección de la plantilla, después en la planificación de la pretemporada, luego el regreso a los entrenamientos y ahora ya la temporada», repasa.
El entrenador albaceteño asegura que esta campaña será muy ilusionante para todos los estamentos del club y la afición. «Para el club porque debuta en Superliga, para la afición porque va a poder ver a los mejores equipos de España y para la plantilla porque quiere hacer las cosas bien y que la gente se identifique con el equipo».
El objetivo será «lograr la permanencia», para lo cual deberá evitar las dos últimas posiciones de la clasificación, mientras que los seis primeros disputarán el play off por el título. «Lo primero es salvarnos», advierte Rodríguez.
En cuanto a la plantilla, por diversos motivos terminaron renovando cuatro jugadoras: Diana Sánchez, María Alarcón, Sheila D’Amaro y Nerea Fuentes. A ellas se unen la estadounidense Anna Walsh, las brasileñas Gabriela da Silva y Bruna Lemos, más las españolas Rocío Gómez, Rocío Jiménez, Marina Saucedo y Paula Miguel. «Es la mejor plantilla que ha estado en nuestras manos poder hacer», explica. Lógicamente, con tantas incorporaciones el equipo necesita adaptación, de ahí que Rodríguez reste trascendencia al hecho de haber ganado todos los partidos de pretemporada, porque «al fin y al cabo son amistosos».


(más información en la edición impresa)