scorecardresearch

7 de cada 10 menores infractores tienen entre 14 y 15 años

Pilar Muñoz
-

La juez ha impuesto en sentencia casi 230 medidas, tres han sido de internamiento en un centro de menores cerrado de Ciudad Real, 95 de libertad vigilada y 31 tareas socioeducativas

Imagen de archivo de un centro de menores de Ciudad Real. - Foto: LT

Más del 71 por ciento de los menores infractores enjuiciados en Ciudad Real, o lo que es lo mismo siete de cada diez, tienen entre 14 y 15 años, un porcentaje «preocupante», señalan a este diario fuentes jurídicas tras apuntar a una edad cada vez más temprana y preguntarse si se está fallando en la prevención, aparte de la educación en casa. En el último año han sido juzgados en Ciudad Real 137 menores, 98 de ellos con edades comprendidas entre los 14 y 15 años.

La mayoría son españoles, exactamente 91, y siete extranjeros. El número de adolescentes juzgados es ligeramente menor respecto al año anterior (13), pero han sido más las medidas cautelares adoptadas por la gravedad de los hechos delictivos. En el último año la juez de Menores de Ciudad Real decretó 14 medidas de internamiento y en sentencia impuso a 95 adolescentes libertad vigilada, frente las 89 del ejercicio anterior.

En cuanto al tipo de delitos, varía poco de un año a otro: hurtos, robos, conducción sin permiso y lesiones en peleas sigue siendo lo más habitual en la jurisdicción de menores, si bien es cierto que de un tiempo a esta parte ha ido aumentado la violencia familiar, principalmente de hijos a padres.

Según los datos a los que ha tenido acceso La Tribuna, en el último año por delitos de violencia doméstica se han impuestos medidas a 23 menores, 18 de ellos son españoles de entre 14 y 15 años y uno extranjero. Otros cuatro, tres de ellos de nacionalidad española, tenían entre 16 y 17 años.

La cifra de menores que han salido del juzgado con medidas impuestas por otros hechos delictivos como hurtos o robos es mayor: 83, 59 de ellos oscilan entre los 14 y 15 años. Para los juristas consultados por La Tribuna, es un dato significativo, sobre todo cuando muchos de ellos ya han pasado por el juzgado sin haber cumplido los 14 años. Los adolescentes por debajo de esta edad están exentos de responsabilidad penal. Sólo a partir de los 14 y hasta los 18 son responsables penalmente, apuntan las fuentes. Cuando se alcanza la mayoría de edad pasan a la jurisdicción de adultos, recuerdan.

Por delitos leves, en el último año, han salido del juzgado con medidas 24 menores, 14 de ellos están en el rango de edad de los 14 y 15 años y diez oscilan entre los 16 y 17. A otros siete no se les impusieron medidas restrictivas.

En este sentido, en sentencia la juez dictó 228 medidas, tres de ellas de internamiento en un centro de menores cerrado, mientras que en 2019 no se decretó ninguno.

Las de régimen semiabierto han sido cinco en el último año tras ser modificadas diez, siete suprimidas y cinco suspendidas. En régimen abierto cumplieron medidas 13 menores infractores y 14 mediante un sistema terapéutico.

Al igual que en años anteriores, las libertades vigiladas siguen encabezando el listado de medidas impuestas por la juez, tanto de forma cautelar como en sentencia. En 2020 han sido 95, frente a las 89 del año anterior.

A 31 menores se les han impuesto tareas socioeducativas y a 24 servicios en beneficio de la comunidad. Jueces y fiscales de Menores siguen apostando por la reeducación, la reinserción del menor infractor. De ahí estas medidas decretadas tras la comisión de un hecho delictivo. En este sentido, los juristas consultados por este diario destacan este tipo de medidas, pero también consideran esencial la prevención y las charlas en los colegios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Del mismo modo, entienden que es clave combatir el absentismo escolar para reducir la delincuencia.