Trump comenzará a deportar a millones de migrantes ilegales

Europa Press
-

El neoyorquino anuncia que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas devolverá a su país de origen a todos aquellos 'dreamers' que se encuentran en EEUU de manera irregular y a aquellos que intenten pasar la frontera

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció ayer que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, según sus siglas en inglés) comenzará la próxima semana a deportar a millones de migrantes que se encuentran en Estados Unidos de forma ilegal. 
"La próxima semana, el ICE comenzará el proceso de deportar a millones de extranjeros ilegales que encontraron de manera ilícita su camino hacia Estados Unidos", ha indicado el mandatario a través de su cuenta en la red social Twitter. "Serán deportados tan pronto como entren", ha recalcado. 
El dirigente estadounidense ha aplaudido el trabajo realizado por México "al detener a las personas mucho antes de llegar a nuestra frontera sur" y ha subrayado que Guatemala se está preparando para firmar un tercer acuerdo de seguridad. 

Trump comenzará a deportar a millones de migrantes ilegales
Trump comenzará a deportar a millones de migrantes ilegales - Foto: Kevin Lamarque
Trump también ha asegurado que los demócratas son "los únicos que no harán nada". "¡Deben votar para deshacerse del vacío legal y arreglar el asilo! Si es así, ¡la crisis fronteriza terminará rápidamente!", ha añadido. 
El presidente de Estados Unidos ha criticado recientemente a El Salvador, Guatemala y Honduras por las caravanas de miles de sus ciudadanos hacia México para intentar cruzar la frontera de Estados Unidos. 
La Administración de Trump ha anunciado este lunes su intención de desviar permanentemente a otras partidas 550 millones de dólares (unos 490 millones de euros) que estaban destinados a ayudas para países de Centroamérica. 
Se estima que en Estados Unidos hay un total de 12 millones de inmigrantes indocumentados, que llegan principalmente de México y Centroamérica. 
México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo por el que el Gobierno mexicano accedió a recibir a migrantes centroamericanos que buscan asilo en territorio estadounidense hasta que sus casos sean atendidos en los tribunales norteamericanos.