Odalys Escalona ya vivió un ascenso

Manuel Espadas
-

La jugadora cubana del Balonmano Bolaños disputó y ganó una fase de ascenso a la máxima categoría en las filas del Málaga

Odalys Escalona (izquierda), celebrando el ascenso con el Málaga en 2014. - Foto: LT

El BM Bolaños vela armas ante el que será el momento más importante de su historia. Este sábado, desde las 19 horas, se convertirá en el primer equipo de Castilla-La Mancha en disputar una fase de ascenso a la máxima categoría del balonmano femenino español. Un logro sin igual para todo el equipo, excepto para una de sus integrantes, que ya ha tenido el privilegio de vivir una experiencia así: Odalys Escalona.   
La jugadora cubana (1 de octubre de 1983, Granma) disputó con el Málaga una fase de ascenso a la máxima categoría en 2014. Una fase entonces dividida en dos; la primera en Logroño y la segunda y definitiva en Oviedo, donde Odalys ayudaba a conquistar la segunda plaza y el deseado ascenso. Fue un momento inolvidable para ella, que tiene muy bien guardado en su memoria, en sus álbumes de fotos y en sus redes sociales. Un momento que, dada su veteranía, creía que no iba a volver a disfrutar. Pero lo hará en un par de días, ahora en las filas bolañegas, en el club donde recalaba cuando el conjunto malagueño optaba por no contar con ella para competir en la Liga ABF. Cinco años después, ‘Oda’ vuelve a jugar una fase de ascenso.
Su consejo para sus compañeras, sobre todo para las más jóvenes, es que afronten este partido «con respeto pero sin ningún complejo, a por todas pero con cabeza y tranquilidad. Ellas tienen un ataque muy rápido, pero en defensa les cuesta un poco. Tenemos que jugar nuestras bazas y seguro vamos a tener opciones». 
La jugadora del BM Bolaños sabe que la eliminatoria contra el Lanzarote Puerto del Carmen pasa por hacer un gran partido el sábado en el Macarena Aguilar. No vale solo con ganar, sino que hay que sacar la mayor diferencia de goles posible para poder viajar a las islas con opciones de clasificación para la fase final. «Nos vale con ganar solo. Hay que ir a ganar por una buena diferencia, porque ellas en casa se las saben todas», advierte Odalys, que recuerda que hace dos temporadas ya se midieron a las ‘tiñoseras’, a las que consiguieron vencer en casa.
Otro factor determinante para poder superar al Lanzarote este sábado será el apoyo de la afición bolañega, que en plena celebración de la romería de la Virgen del Monte deberá hacer un hueco para acudir al pabellón. «Sería muy importante para nosotras», reclama ‘Oda'.