La extesorera de un AMPA niega quedarse con dinero

Pilar Muñoz
-

El fiscal pide una condena de un año y nueve meses de cárcel, que la acusación particular eleva a cuatro años por un presunto delito de apropiación indebida

La extesorera de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio San Juan Bosco de Puertollano se exculpó ayer ante el Tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real que la enjuicia por un presunto delito de apropiación indebida por el que se enfrenta a una condena de hasta cuatro años de cárcel que pide la acusación particular. El fiscal solicita un año y nueve meses.
Niega los cargos que se le imputan, es decir haberse quedado con dinero alguno en relación a pagos de varios servicios de autobuses entre los años 2009 y 2010. Su marido declaró en los mismo términos y explicó la procedencia de los ingresos familiares.
En fase de instrucción una perito aseguró que era imposible determinar las cantidades que manejaba la entonces tesorera. La fiscal pidió el sobreseimiento, pero la acusación particular recurrió en apelación y la Audiencia consideró que había   escuchar a las partes, es decir resolvió enjuiciar los hechos.
El juicio continuará el próximo 25 con una prueba pericial iniciar y una perito del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.
Para el letrado Pablo García Minguillán, que ejerce la acusación en representación de la AMPA, «no hay justificación alguna» y considera que se da la circunstancia agravante de abuso de firma en blanco.
De su lado, el abogado Carlos Bruno Granados defiende la inocencia de la encausada ya que asegura que no se quedó con dinero alguno, y cree que se  va a poder demostrar.