Rodri avisa del peligro de la presión

Manuel Espadas
-
Rodri pasa el balón en un partido con el Valdepeñas ante el Antequera de la pasada campaña. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El exjugador del Valdepeñas y del Segovia advierte del peligro de un adversario que llegará al Virgen de la Cabeza con muy poco que perder

Dos días quedan para que se despeje la gran incógnita en Primera División. ¿Viña Albali Valdepeñas o Segovia? Uno de los dos logrará la permanencia en la mejor liga del mundo y el otro dirá adiós a este privilegio. El desenlace, este sábado desde las 18.30 horas. 
A favor de los manchegos juega el tener garantizado el incondicional respaldo de la grada y que, además de la victoria, también les serviría un empate. Por el contrario, los castellanos llegarán al Virgen de la Cabeza obligados a ganar, aunque con un horizonte a medio plazo nada claro a tenor de los graves problemas económicos por los que atraviesa el club.
Éste es el análisis que realiza un hombre que vivirá de un modo muy especial esta ‘final’. Rodrigo López (1994, Moral de Calatrava), que acaba de llegar de Italia tras vivir una enriquecedora experiencia en el Sammichele de Bari, confía en que sea el Viña Albali el que se lleve el gato al agua, por mejor plantilla y por el factor cancha, pero advierte: «A un partido, la presión se puede volver en contra».
Yes que Rodri, que conoce por dentro el Segovia, donde mantiene varios de los que fueron sus compañeros de vestuario, está convencido de que vendrá a Valdepeñas «sin nada que perder, porque bastante está haciendo. Les deben varios meses y lo más normal es que los jugadoras hubieran arrojado la toalla, pero han peleado hasta el final, demostrando mucho orgullo, y llegarán con ganas de demostrar lo que valen».
Rodri fichó por el Valdepeñas en el mercado invernal de la pasada temporada procedente de un Segovia que ya le había dejado de pagar. Tras conseguir el ascenso a Primera, el club que preside Luis Palencia optó por no renovar su contrato. En cuestión de meses vivió dos caras del fútbol sala muy distintas. Ahora, matando el gusanillo con el Moral FS de Autonómica, se dispone a presenciar ‘desde la barrera’ un final de temporada en Primera de infarto.