Pudo ser peor

La Tribuna
-
Kike, con el balón ante Ortiz - Foto: Aurelio Calatrava (Viña Albali Valdepeñas)

El Viña Albali Valdepeñas cae en la pista del Movistar Inter (4-0), pero continúa fuera del descenso gracias a la derrota de Segovia

Nunca es fácil asumir una derrota, aunque sea frente a un gigante como Movistar Inter, pero el 4-0 sufrido en la pista madrileña pudo haber sido peor de no ser porque el Segovia también perdió su duelo ante Santa Coloma. Todo sigue igual entre segovianos y manchegos en la lucha por el descenso cuando sólo faltan tres jornadas para el final de la Liga.
Sumar en el pabellón interista es algo que está al alcance de muy pocos, pero el Viña Albali no sólo exhibió personalidad, sino que desde el principio demostró que había llegado a Torrejón de Ardoz a por todas.  Así lo evidenció con un quinteto inicial tremendamente ofensivo con Dani Santos, Kike, Chino y Juanan en pista, además de Coro bajo palos.
Enfrente no estaban Ricardinho, Humberto ni Elisandro, pero son tantos los nombres propios en el Movistar Inter que la dificultad de la misión no disminuía. La clave, mantener una intensidad que rayase la extenuación física. Y así lo mostró el cuadro de David Ramos, concentrado y rápido en la presión, pero a pesar de ello no era suficiente para frenar a un Movistar que no quería sorpresas.
Borja ya avisó en los primeros compases y mostró lo que iba a ser casi una constante: Coro se mostró sobresaliente con una doble parada que desbarató la acción del ala internacional.
Pero el Viña Albali tiró de recursos, y también de valentía. Antes de alcanzar el ecuador del primer acto David Ramos decidió jugar  con portero-jugador ante los problemas que estaba ocasionando el equipo local con su presión alta. Funcionó y desconcertó a la escuadra de Jesús Velasco, aunque las ocasiones locales siguieron llegando, pero para fortuna del Viña Albali  Coro exhibió su clase con grandes paradas en un partido que ganaba también en tensión, evidenciadas en las protestas de Daniel tras recibir un balonazo de Dani Santos. Pero Coro ya no pudo hacer nada a dos minutos del final cuando Pola, que recogía su propio rechace, inauguraba el marcador.
mal minuto. No le sentó bien la reanudación al Viña Albali. Dos goles de Borja y Marlon en apenas un minuto abrieron una brecha (3-0) que parecía difícil de salvar por el escenario en el que se jugaba.
No consiguió rehacerse el conjunto valdepeñero, que no logró realmente inquietar a su contrario, un Movistar Inter seguro que no se dejó sorprender cuando los de Ramos lo intentaron con el juego de cinco.
Tocaba inaugurar el marcador para aspirar a algo en el Jorge Garbajosa, pero el cansancio también empezó a hacer mella, además del tanto de Daniel que dejaba todo resuelto a falta de cinco minutos. A pesar de la derrota, lo realmente importante fue la derrota de Segovia que sigue dejando a los valdepeñeros fuera del descenso.
En la próxima jornada el Viña Albali Valdepeñas recibe en el pabellón Virgen de la Cabeza al Ribera Navarra (sábado 6 de abril, 18.15 horas).