scorecardresearch

GELOB, tecnología aplicada a la ganadería

SPC
-

Se trata de un proyecto que, aparte de facilitar la convivencia de la cabaña extensiva con los lobos, pretende también mejorar las condiciones de manejo de los animales y la rentabilidad de las explotaciones

Una vaca luce su collar tradicional para el cencerro y el nuevo collar creado al amparo del proyecto

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha ha organizado una serie de jornadas de ganaderos dentro del programa GELOB, en el que participa la organización agraria. Estos encuentros para ganaderos se están desarrollando online por todo el territorio nacional desde el 22 de febrero, (se realizarán 45 en total) y en ellos se debaten diversos aspectos que preocupan en el sector. El proyecto pretende diseñar y comercializar una solución tecnológica para el ganado doméstico que permita ayudar al ganadero en su día a día y mejorar las condiciones de manejo a través de sistemas de geolocalización y monitorización.

En Castilla-La Mancha tendrá lugar una jornada de ganaderos el viernes día 9 de abril a las 12.30 a través de la plataforma Zoom, una sesión que tiene por objeto la presentación del proyecto GELOB, consistente en obtener una herramienta tecnológica, un collar, que permita no solo la geolocalización del ganado, sino el registro de otros parámetros de su actividad y constantes vitales que proporcionen información sobre el estado de los animales o la posibilidad de delimitación de recintos, entre otros.

La jornada comenzará con una ponencia bajo el lema ‘La ganadería en la futura PAC. Ecoesquemas relacionados con la ganadería’, para posteriormente desarrollar una presentación del proyecto de digitalización del ganado extensivo a cargo de la empresa Digitanimal, una de las entidades que ha puesto en marcha el proyecto.

El ganado puede controlarse a través de una aplicación en el teléfono móvil.El ganado puede controlarse a través de una aplicación en el teléfono móvil.Las jornadas de GELOB están despertando gran interés entre los ganaderos debido a las novedades tecnológicas que presenta, así como las nuevas opciones de futuro e innovación desarrolladas. Desde la organización agraria recuerdan que aún restan varias jornadas online que celebrar para los profesionales del sector.

El manejo y gestión de la ganadería en general ha evolucionado considerablemente en los últimos años en España. Sin embargo, la ganadería extensiva, que pasta vastas extensiones de terreno, tiene como asignatura pendiente el conseguir un mejor manejo y control de los animales. Actualmente la única forma de saber dónde se encuentran en cada momento los la vacas, cabras u ovejas es ir a las zonas de pastoreo y vigilarlas. Sin embargo, hay una demanda creciente por parte de los ganaderos respecto a la necesidad de contar con elementos tecnológicos que les ayuden a saber dónde se encuentran y cómo se encuentran los animales.

GELOB (Gestión de la ganadería extensiva en hábitat con lobos) arrancó en 2019 y pretende, como objetivo principal, crear la estructura adecuada para proporcionar instrumentos al sector ganadero que le permitan realizar una mejor gestión de la cabaña extensiva y facilitar una convivencia estable entre el ganado doméstico y los lobos, evitando los enfrentamientos. Así, la idea es conservar dos actores principales del medio rural español, ganaderos y lobos, ambos imprescindibles, de la manera más respetuosa con las dos partes. Se procura también mejorar las condiciones de trabajo de los profesionales, el resultado económico de las explotaciones y los beneficios medioambientales de su pastoreo al permitir que sea más racional.

Para ello se ha trabajado en el diseño de varios dispositivos electrónicos y sus correspondientes softwares que puedan ser comercializados y sirvan al sector ganadero para reducir los daños ocasionados por los ataques de lobos y mejoren la gestión del ganado extensivo. Uno de esos dispositivos es un collar que transmite al móvil del ganadero parámetros como la temperatura del animal, pero sobre todo interesa saber dónde está y cómo se ha movido, porque eso puede ayudar a prevenir ataques de lobos.

¿Cómo? Actualmente, explican desde UPA, estos collares se están utilizando en varios rebaños distribuidos por Castilla y León y Madrid, ambas comunidades, sobre todo la primera, con una importante presencia del depredador. Con la ayuda de la empresa Digitanimal se están intentando identificar, en los movimientos que quedan registrados gracias al collar, patrones que delaten la aparición de este carnívoro antes de que produzca daños a los animales. Si esto se consigue, la idea es instalar en los propios collares algún tipo de aparato capaz de emitir destellos luminosos o ultrasonidos. Este aparato se activaría automáticamente al detectarse esos patrones de movimiento relacionados con la presencia de lobos, lo cual probablemente ayudaría a reducir los ataques.

GELOB es un proyecto en el que participa UPA y que está englobado en la Convocatoria 2019 submedida 16.2, para la Ejecución de Proyectos de Innovación de Interés General por Grupos Operativos de la Asociación Europea para la Innovación en Materia de Productividad y Sostenibilidad Agrícolas (AEI-AGRI), financiado en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural-FEADER y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. En 2019 recibió una subvención de 511.000 euros cofinanciada al 80% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y al 20% por fondos de la Administración General del Estado.