Repsol destinará un 20% de sus inversiones a reducir el CO2

D. R.
-

El Plan de Sostenibilidad 2019 se marca como objetivos principales combatir el cambio climático, apostar por la economía circular y reducir el consumo de agua.

Complejo Industrial de Repsol en Puertollano. - Foto: Pablo Lorente

El Complejo Industrial de Repsol en Puertollano contempla dedicar al menos una quinta parte de sus inversiones a mejoras orientadas a la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2), además de superar el 1 por ciento de reducción en las emisiones en términos homogéneos respecto al año pasado, todo ello con el objetivo de contribuir a frenar el cambio climático. Así se desprende del Plan de Sostenibilidad 2019 que la compañía ha presentado para sus instalaciones en la ciudad minera, documento al que ha tenido acceso este diario y que contempla 19 acciones a realizar por parte de la multinacional energética, en buena parte en colaboración con administraciones y tejido asociativo.
Estas 19 acciones se articulan en torno a seis grandes ejes estratégicos, siendo éstos los siguientes: ‘Ética y transparencia’ (tres acciones), ‘Personas’ (cuatro), ‘Operación segura’ (tres), ‘Medio ambiente’ (cinco), ‘Cambio climático’ (una) e ‘Innovación y tecnología’ (tres ). Este documento toma como referencia la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
De este modo, las acciones más relevantes están relacionadas con el medio ambiente y con la lucha contra el cambio climático, destacando la ya citada de reducción de emisiones de CO2, para lo cual Repsol aplicará su Sistema de Gestión Energética con la intención de conseguir la excelencia operativa y poniendo en marcha acciones orientadas a maximizar la eficiencia energética de sus procesos.
Por su parte, el eje de ‘Medio ambiente’ centra sus objetivos en una mayor apuesta por la economía circular y en reducir aún más el consumo de agua. Para ello, una de sus cinco acciones pasa por promover la economía circular como modelo de gestión ambiental, para lo cual se incorporarán residuos como materia prima dentro del proceso productivo y se impulsará el proyecto ‘Zero Pellets’ y pruebas piloto para minimizar la llegada de granza (plásticos) al medio. En este sentido, se quiere incorporar al proceso productivo la totalidad del hidrocarburo procedente de los plásticos preprocesados que faciliten empresas recuperadoras, además de ejecutar el 90 por ciento de las acciones del plan ‘Zero Pellets’ para evitar que lleguen residuos plásticos al medio, y desarrollar también el proyecto ‘Reciclex’ de pruebas para fabricar productos que incorporan granza reciclada.
También sobre medio ambiente se encuentra una acción encaminada a reducir el impacto de la actividad de Repsol en la calidad del aire. Mediante un sistema integrado de calidad del aire, se buscará minimizar el impacto ambiental de su actividad, aplicando para ello «las mejores técnicas disponibles, minimizando las emisiones a la atmósfera. Además, se seguirá la evolución de la calidad del aire asegurando un funcionamiento óptimo de la red de inmisión y la compañía formará parte del grupo de trabajo del Plan de Mejora de la Calidad del Aire (Plan AMA) «en estrecha colaboración con las autoridades municipales».
Por su parte, para optimizar la gestión del agua se promoverá el uso responsable de los recursos hídricos, minimizando el consumo de agua y maximizando su reutilización; se busca aumentar la tasa de recirculación de agua interna respecto del promedio de los dos últimos años, incrementando la cantidad de agua recirculada hasta 3,6 hectómetros cúbicos. Las otras dos acciones del eje de ‘Medio ambiente’ buscan evaluar el desempeño en seguridad y medio ambiente de todas las empresas locales que trabajan en el Complejo Industrial de Repsol en Puertollano y extender a clientes, proveedores y contratistas sus «buenas prácticas medioambientales» con «al menos» 9.000 acciones.
Las tres acciones de la estrategia ‘Innovación y tecnología’ pasan por dinamizar la economía local con el plan de inversiones, para lo cual se mantendrá el nivel de desembolso en inversiones por encima del 80 por ciento del promedio ejecutado en el periodo 2015-2018; impulsar la competitividad del área química del Complejo Industrial mediante el desarrollo de nuevos productos y accesos a nuevo mercados, con un mínimo de 20 acciones relacionadas con innovación, investigación y desarrollo de gama, e impulsar la innovación tecnológica como palanca de transformación hacia modelos de negocio más sostenibles, con al menos diez nuevos proyectos de digitalización.
En cuanto a ‘Ética y transparencia’, sus tres acciones son las siguientes: fomentar el desarrollo económico del Complejo Industrial, fomentar la comunicación activa con la sociedad de Puertollano potenciando las actividades de divulgación de ciencia y energía entre estudiantes, y velar por el conocimiento y cumplimiento del Código de Ética y Conducta de la compañía por empleados.
Por su parte, las cuatro acciones de la estrategia ‘Personas’ pasan por colaborar con las instituciones y la comunidad educativa en la formación y capacitación de los jóvenes, colaborar de la mano de las instituciones públicas, asociaciones y entidades sociales en el desarrollo de eventos culturales, deportivos y sociales en el entorno, promover acciones de integración socio-laboral de personas con discapacidad a través de un plan de acción integral, y promover el voluntariado corporativo entre los empleados. Y sobre ‘Operación segura’, sus tres acciones van encaminadas a lograr una mayor seguridad laboral, contando tanto con administraciones públicas como con contratistas y plantilla propia.