Asier Urain regresa a 'casa'

Manuel Espadas
-
Asier Urain (izquierda), junto a Luisma Moyano, segundo entrenador. - Foto: LT

El joven extremo vasco del Vestas Alarcos se muestra motivado para jugar en Zarautz ante un rival y en una cancha que conoce muy bien

El Vestas BM Alarcos vuelve a tener este sábado la oportunidad de espantar ese fantasma que le está persiguiendo en la segunda vuelta cuando le toca actuar como visitante. Su solidez en el Quijote Arena se convierte en dudas lejos de él, y la pista que visita mañana es de la de examen de nota: el pabellón municipal de Zarautz (17 horas), donde sólo han conseguido ganar hasta la fecha tres grandes, Nava, Puerto Sagunto y Barça B. ¿Será el equipo de Ciudad Real el siguiente en conquistar esta complicada plaza?

Los precedentes llaman al optimismo. El año pasado los de Javi Márquez ganaban 21-23, y el curso anterior arañaban un empate (30-30). Además, en la primera vuelta el Amenabar caía de forma clara en el Quijote Arena por un rotundo 30-22.

Quien conoce muy bien la pista y el rival es Asier Urain, el jugador guipuzcoano del Vestas Alarcos nacido en Elgóibar, a menos de media hora por carretera de Zarautz. «Es muy especial jugar allí. No sé muy bien cómo me van a recibir. La afición allí apoya mucho y tienen un equipo que corre mucho hacia arriba y con cuatro defensores centrales muy duros, a los que debemos mover», analiza el extremo derecho, quien reconoce que su equipo baja enteros como visitante al echar de menos el apoyo de su afición, un factor que tendrá en contra mañana. Eso sí, personalmente asegura sentirse «mejor que nunca» después de dejar atrás una larga lesión en un tobillo.