Vigilancia del uso del cinturón y de los sistemas infantiles

LT
-

La Dirección General inicia una campaña en las carreteras de la provincia para impulsar una medida de seguridad que reduce en un 75 por ciento los fallecidos

Vigilancia del uso del cinturón y de los sistemas infantiles

La Dirección general de Tráfico a través de la Guardia Civil realizará hasta el 6 de octubre una campaña de vigilancia y control del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) en las carreteras. Se trata de una iniciativa que se enmarca dentro de la programación de campañas especiales de vigilancia previstas por la DGT para el presente año con el ánimo de mejorar la seguridad vial y concienciar a los usuarios de las vías sobre la importancia de mantener comportamientos más seguros. La subdelegada del Gobierno en Ciudad Real, María Ángeles Herreros, informó de esta campaña acompañada por la Jefa Provincial de Tráfico, Raquel García Fabra. Se trata de una campaña de vigilancia que se realizará en toda España.
La subdelegada hizo referencia a que este tipo de campañas es uno de los recursos más efectivos para mantener e incrementar la concienciación sobre el cinturón de seguridad y en el caso de los niños, el uso de los sistemas de retención reduce en un 75% el riesgo de accidentes mortales o lesiones graves. Según reflejan las estadísticas de la DGT se ha reducido el número de infracciones de este tipo en las distancias largas o en las vías de alta ocupación, pero, por el contrario la subdelegada subrayó que «siguen sin atenderse las recomendaciones del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil en los trayectos cortos o en las vías urbanas». En este sentido, con esta campaña, se quiere recordar a los padres y las madres que «el riesgo de lesiones graves o mortales se multiplican por cinco si no se usan sistemas de retención infantil en caso de accidentes». Otra de las cuestiones sobre las que incidió Herreros es la especial atención que hay que prestar para que las sillas estén adaptadas a la talla y el peso de los niños, además de asegurarse de que estén bien ancladas para que sean eficaces.
Por su parte, la Jefa Provincial de Tráfico recordó que en la última campaña que se realizó en el mes de marzo en vía interurbana tan solo fueron denunciados 60 de los vehículos controlados, lo que arrojó un balance de 5.261conductores y 5.366 pasajeros que sí hacen uso del cinturón y de utilización de los SRI, «lo que supone el 99% del cumplimiento de la norma, pero donde existe una menor concienciación es en los trayectos cortos o desde casa al colegio, en las vías urbanas, cuando estos son los más peligrosos para los niños». La subdelegada indicó que la ausencia de cinturón de seguridad es la segunda infracción más denunciada tanto a nivel nacional como a nivel provincial, representando el 11% del total de las infracciones, después del exceso de velocidad. Así, no llevar puesto el cinturón es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores de riesgo.
retención infantil. Los SRI son obligatorios para menores con una altura inferior a los 1,35 metros y recomendable hasta los 1,50 metros y es aconsejable que, en el caso de menores, las sillas vayan colocadas en sentido contrario a la marcha. Si únicamente se pudiera colocar la silla en la plaza delantera, hay que desconectar el airbag si se instala en el sentido contrario a la marcha. Para la vigilancia y control de esta campaña se van a usar en todo el territorio nacional 225 cámaras de control automatizado del uso del cinturón de seguridad, de las cuales, el 60% estarán ubicadas en vías convencionales y el resto en vías de alta ocupación, así como un importante número de controles con la utilización del máximo número de efectivos y materiales disponibles. Herreros finalizó remarcando que «el cinturón de seguridad es un seguro de vida barato y su uso reduce el 50% de las muertes en carretera en caso de accidentes».