Los desfibriladores llegan a las comisarías

La Tribuna
-
Los desfibriladores llegan a las comisarías

La Diputación acerca 'Salva un corazón, salva una vida' a la Policía Nacional

La Diputación de Ciudad Real, por empeño personal de su presidente, José Manuel Caballero, viene trabajando desde 2015 para convertir la provincia en la más cardiosaludable de España. Desde entonces, ha destinado una inversión cercana a los 400.000 euros para la adquisición de 224 equipos de desfibriladores y módulos de rescate.
En un primer momento se optó por dotar a los pueblos con estos equipos que salvan vidas y en la actualidad la institución aborda una segunda fase que se centra en espacios y lugares concurridos. Así lo explicó Caballero durante el acto de entrega de cinco desfibriladores al comisario jefe provincial, Miguel Rufino, que serán instalados en Ciudad Real, Puertollano, Alcázar de San Juan y Valdepeñas, así como en el Centro Integral de Seguridad de Tomelloso. Una donación en especie que convierte a la provincia en la primera de España con desfibriladores en sus comisarías. Caballero indicó que éstas reúnen a una plantilla de unos 400 efectivos y registran la afluencia de cientos de personas que realizan trámites administrativos y formulan denuncias sin olvidar la presencia de detenidos. Además, son instalaciones que permanecen abiertas todo el año.
El presidente de la Diputación, que estuvo acompañado por el vicepresidente David Triguero y por la subdelegada del Gobierno, María de los Ángeles Herreros, señaló, por otro lado, que «cada 20 minutos se produce una parada cardiorespiratoria en nuestro país» y que «si se atiende al paciente en los primeros cinco minutos aumenta considerablemente la probabilidad de salvarle la vida». De ahí que estén haciendo un enorme esfuerzo para que en los lugares concurridos cuenten con desfibriladores al objeto de aproximar nuestro territorio a la media europea de implantación de este servicio. En este sentido, adelantó que tienen previsto comenzar a dotar los institutos y colegios con desfibriladores.
Rufino agradeció a la Diputación la donación y celebró que Caballero haya respondido con celeridad a la solicitud que le formularon. Así, anunció que serán instalados en las entradas de las comisarías por ser los lugares más accesibles. «Los nuevos agentes salen formados en el manejo de desfibriladores», remarcó. No obstante, propuso la puesta en marcha de una escuela de formación en soporte vital básico y desfibriladores.