ATA reclama medidas ante la caída del empleo autónomo

Ignacio Ballestero
-
Una trabajadora de un pequeño comercio de Ciudad Real - Foto: Tomás Fernández de Moya

La provincia de Ciudad Real perdió 158 trabajadores por cuenta propia, sobre todo en el comercio y la industria, en un marco generalizado de descenso en hasta 32 territorios del país

El empleo por cuenta propia cayó en los tres primeros meses del año en la provincia de Ciudad Real dentro de un marco generalizado de pérdida de autónomos que tuvo reflejo en 32 provincias españolas, una circunstancia por la que la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) reclama «medidas efectivas para la creación de empleo y para la consolidación de las actividades». En Ciudad Real, y según las cifras de la Seguridad Social consultadas por este diario, la afiliación cayó en 158 trabajadores por cuenta propia en los tres primeros meses del año, una caída focalizada sobre todo en dos actividades: la industria manufacturera y el comercio, que volvió a registrar la cifra más negativa en el detalle de las actividades económicas.
Al cierre del mes de marzo, en la provincia de Ciudad Real había 35.502 autónomos dados de alta en la Seguridad Social, lo que supone 158 menos de los que había afiliados al cierre del mes de diciembre, cuando concluyó el año pasado (35.660). La caída del empleo autónomo se enmarca en un descenso generalizado de la afiliación a la Seguridad Social, una caída de más de 3.200 personas desde los 134.263 afiliados en el mes de diciembre a los 131.210 afiliados que registraba el Ministerio de Empleo al cierre del mes de marzo, tal y como detalló este diario en su edición del pasado miércoles. En ese descenso en el empleo, la pérdida de puestos de trabajo en el empleo por cuenta propia recae en buena parte en el comercio, con 53 afiliados menos que al inicio del año (9.265 en marzo por los 9.319 del mes de diciembre) y en la industria manufacturera, con 41 autónomos menos dados de alta en la Seguridad Social (2.626 en marzo por los 2.667 que había en el mes de abril).
Durante el primer trimestre de 2019, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio descender su número de afiliados en 585 autónomos, pasando de los 3.254.663 en diciembre de 2018 a los 3.254.078 en marzo de 2019. «Se trata del primer descenso en los últimos cinco años en el primer trimestre y contrasta fuertemente al crecimiento de 25.722 autónomos registrado en el primer trimestre de 2018», apuntaron fuentes de ATA, que «si en estas mismas fechas de 2018 destacábamos que únicamente tres comunidades autónomas no lograban sumar trabajadores por cuenta propia, en el primer trimestre de 2019 se invierte la tendencia y únicamente son siete las que suman autónomos en los tres primeros meses del año, frente a las otras diez que cierran en negativo».
«Los datos muestran claramente un frenazo en la creación de empleo autónomo», señala Lorenzo Amor, presidente de ATA, que puntualiza que «nos preocupa esta situación. Es necesario llevar a cabo medidas que fomenten el emprendimiento, ayuden a la creación de empleo y a consolidar la actividad».