Los robos en explotaciones caen un 10% en el último año

Ana Pobes
-
Los robos en explotaciones caen un 10% en el último año

La provincia registró el año pasado 378 robos en explotaciones frente a los 420 de 2017. Las organizaciones agrarias animan al sector a denunciar siempre los hechos

La provincia de Ciudad Real cerró el año pasado con 378 robos en explotaciones agrarias, lo que supone un 10 por ciento menos en relación al año anterior en el que se registraron 420, según los datos de la Secretaría de Estado y Seguridad del Ministerio del Interior y recogidos por la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos. Una cifra que el sector mira con optimismo pero que aún considera altos. Por ello, desde organizaciones agrarias como Unión de Uniones, UPA y Asaja piden que «no se baje la guardia» y que las autoridades no se relajen contra la delincuencia en el mundo rural.  
Desde Unión de Uniones achacan este descenso a factores como que aún existe un ratio de esclarecimiento de los hechos demasiado bajo, lo que a priori, «desanima a muchos agricultores y ganaderos  a presentar las denuncias», por lo que recomienda que se denuncien todas las faltas y delitos contra la propiedad para que las estadísticas se aproximen lo más posible a la realidad. «Hemos pasado de 4,2 robos al día denunciados a 3,5. Si fuera porque hay menos robos sería una buena noticia pero por desgracia no es la sensación que tenemos en el campo», argumentan.
Julián Morcillo es el secretario regional de UPA. En declaraciones a La Tribuna señala que «se trata de datos oficiales, y nos los tenemos que creer» pero «la delincuencia es un problema que tenemos en las explotaciones agrarias, donde las instalaciones están a la intemperie, sobre todo los sistemas de riego». Un problema que «nos sigue preocupando», por lo que «hay que estar vigilantes y no bajar la guardia», aunque reconoce que acabar con esta lacra es «complejo» y recuerda que iniciativas como las implantadas por los Ayuntamientos de Valdepeñas y Campo de Criptana contribuyen a ello.
De la misma opinión es el secretario general de Asaja, Florencio Rodríguez, quien señala además que «cualquier disminución es positiva para el sector» pero «hay que seguir trabajando» con ayuda de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. En este sentido, Asaja agradece la labor de la Policía y la Guardia Civil, «quienes están haciendo un gran trabajo», pero exige al Ministerio del Interior la dotación de «más y mejores medios» para «ser mucho más eficientes en las actuaciones contra los delincuentes en el campo».
Valdepeñas y Campo de Criptana son dos municipios que han puesto  ‘puertas’ al campo. Así por ejemplo, mientras el Consistorio valdepeñero tiene encima de la mesa la instalación de cámaras de videovigilancia en los accesos a los caminos troncales del término municipal, Campo de Criptana creó hace ahora tres años la Guardería Rural Nocturna.
 

(Más información en la edición impresa)