Amplían la vacunación contra la lengua azul hasta 2020

A. Criado
-

El Ministerio de Agricultura publicó este jueves una Orden que actualiza las medidas y zonas de restricción para frenar el avance del virus de la lengua azul o fiebre catarral ovina, que afecta a ovino, vacuno y caprino

Amplían la vacunación contra la lengua azul hasta 2020 - Foto: PABLO LORENTE

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) publicó este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una Orden que actualiza las medidas y zonas de restricción para frenar el avance del virus de la lengua azul o fiebre catarral ovina, que afecta a ovino, vacuno y caprino. En lo que respecta a los provincia de Ciudad Real, se amplía la vacunación obligatoria en las zonas de restricción durante dos campaña adicionales, en 2019 y 2020. En concreto, Agricultura fija como zonas restringidas frente al serotipo 4 de virus de la lengua azul a la comunidad de Extremadura y las provincias andaluzas de Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla y la comarca veterinaria de Motril, en la costa de Granada. En Castilla-La Mancha, figuran las provincias de Ciudad Real y Toledo, así como las comarcas veterinarias de Alcaraz, Balazote, Elche de la Sierra, Villarrobledo y Yeste, en Albacete; y en Castilla y León, se incluyen las comarcas abulenses  de Arenas de San Pedro, Candeleda, El Barco de Ávila y Sotillo de la Adrada. Frente al serotipo 1, las zonas restringidas en Andalucía son Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla y la comarca veterinaria de Motril; en Castilla-La Mancha, las comarcas ciudadrealeñas de Almadén, Almodóvar del Campo y Piedrabuena (que engloba también a la antigua comarca de Horcajo de los Montes); y en Extremadura, la provincia de Badajoz. Para estas zonas, el Ministerio modifica la Orden publicada en julio de 2015 para ampliar la vacunación obligatoria durante dos campañas adicionales, prevista inicialmente entre 2015 y 2018. Extiende además la zona de aplicación de vacunación voluntaria en la franja fronteriza española con Francia, debido a que en el país vecino «se registraron 34 focos del serotipo 4 de la lengua azul en 2018». José Ramón Caballero, presidente del Colegio de Veterinarios de Ciudad Real, explica que esta Orden viene a reflejar negro sobre blanco algo que ya tenían asumido los ganaderos de la provincia, donde «la vacunación contra la lengua azul es obligatoria desde hace años». Es un documento «legal y necesario» para que los ganaderos puedan solicitar subvenciones. En este punto, Caballero expresa su temor a que los ganaderos no reciban las ayudas «suficientes» y descuiden, para ahorrar costes, la vigilancia sanitaria sus cabañas. «Es un tema que nos preocupa enormemente y del que estaremos vigilantes», subraya el presidente de los veterinarios ciudadrealeños, que también destaca de la Orden «la importancia del control del movimiento del ganado para lidia o para participar en ferias, mercados o exposiciones».