La Policía Nacional abre una investigación tras la agresión

P.M./H.L.M.
-

El joven agredido, que pide apoyo en las redes para dar con sus agresores, asegura que recibió un golpe en la cara, que le afectó en un ojo, y que fue la colaboración ciudadana la que evitó que el ataque continuara

La Policía Nacional abrió una investigación para esclarecer los hechos por los que un joven fue agredido en la plaza de San Francisco la madrugada del sábado al domingo. Antes de que ayer tarde se presentara la denuncia en la Comisaría Provincial, la Policía Nacional ya había iniciado una investigación para esclarecer los hechos. Al cierre de esta edición, fuentes policiales confirmaron a este diario que el joven agredido había presentado la denuncia ayer por la tarde. Ahora, la Policía Nacional cuenta con la declaración de la víctima para el esclarecimiento de los hechos y  localizar y detener a los autores, aseguran a La Tribuna fuentes policiales tras explicar que la madrugada del sábado al domingo recibieron una llamada en la central informando de que un chico estaba tirado en el suelo. Los agentes se desplazaron al lugar rápidamente y confirmaron la información. El chico, que fue trasladado y atendido en Urgencias del Hospital General, presentaba un golpe en uno de los ojos y recibió el alta médica unas horas después. Siempre que hay lesiones de entidad y sospechas de agresión, de violencia, el Hospital General actúa de oficio y remite el parte médico al Juzgado de Guardia, pero en este caso, según han informado a este diario desde el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, no se ha enviado parte alguno.
El joven explicó que el suceso ocurrió en torno a las tres de la madrugada en la plaza San Francisco.  Acababa de dejar a sus amigos y se dirigía a su casa cuando una persona por la espalda le golpeó en la cara y acabó en el suelo. El puñetazo le impactó en las gafas, «me protegieron del golpe», y le afectó el ojo, expuso. Acto seguido decidió echarse al suelo y protegerse mientras que el grupo «cuatro o cinco» huyeron del lugar al ver cómo les increpaban otras personas que había en la zona. «A mi parecer fue una agresión completamente aleatoria», dijo.  
En un primer momento le atendió una de las personas que hicieron huir a los agresores, un sanitario. El joven indicó que después fue al hospital donde le dieron unos puntos y recibió el alta al mediodía del día siguiente.  
El agredido argumentó que no presentó la denuncia antes debido a que el domingo se encontraba aún en shock y este lunes por la mañana tenía una nueva cita médica, por lo que no pudo esperar el turno para denunciar. El joven, de 21 años, expuso que pese al incidente se encontraba de buen humor y no se ha visto afectado por lo ocurrido. En este sentido recordó que se ha hecho una llamada en redes sociales es para descubrir los agresores.