Una decena de rapaces vuelven al campo

J.A.J
-

Las aves, recuperadas en el CERI de Sevilleja de la Jara, fueron liberadas en Noez en presencia de alumnos de esta localidad monteña

Una decena de rapaces vuelven al campo - Foto: Yolanda Lancha

El hombre le ha quitado mucha vida a la naturaleza y es de justicia que vaya devolviendo esa deuda. El lunes   llegaba una parte de esa indemnización humana al medio natural en forma de 10 rapaces que han podido volver al campo gracias a su recuperación en el Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara. La Sierra de Noez fue el escenario de esta suelta de aves en la que estuvieron como testigos decenas de alumnos y profesores del Colegio Público Cristo de la Salud de Noez y autoridades como el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero.  

La devolución de estas aves al medio natural fue hecha de manera secuencial, en parejas de especies de menor a mayor tamaño. Así, fueron liberados dos mochuelos, dos cernícalos comunes, dos cárabos (aves similares a las lechuzas), dos águilas ratoneras y dos águilas imperiales. Las sueltas fueron acompañadas de explicaciones de personal del CERI sobre los hábitos de vida de las distintas especies a las que pertenecían estas aves, las cuales hicieron entender a los presentes por qué las tres primeras parejas soltadas se esfumaron enseguida, toda vez que se fueron a dormir al ser aves nocturnas.

Los operarios del CERI también comentaron detalles sobre los percances sufridos por las aves que les habían llevado al centro para su recuperación. Así, de los dos cárabos, uno fue atendido tras chocar con una valla y otro fue cuidado al perder el contacto con sus padres cuando era un pollo. Esto último les pasó también a las águilas imperiales, tras morir sus progenitores electrocutados por chocar con un tendido eléctrico. En cuento a las águilas ratoneras, una se recuperó tras un periodo de cautiverio, que debilitó sus huesos por no permitírsele tener una alimentación adecuada, y la otra se repuso de una caída en una piscina.

Tras la suelta de las aves, el consejero Escudero manifestó que «es un privilegio asistir a una clase de naturaleza al aire libre como ésta».

 

Salvan más de la mitad.

El titular de Desarrollo Sostenible aprovechó su presencia en la liberación de esta decena de rapaces en Noez para hacer balance del funcionamiento del CERI de Sevilleja de la Jara. Así, señaló que este centro ya ha atendido a unos 700 ejemplares, de los cuales se han recuperado para su vuelta al medio natural a un 60 por ciento. Resaltó el compromiso del Gobierno regional de seguir protegiendo a estas aves de los peligros que afrontan, como los envenenamientos o las electrocuciones,  al igual que al resto de fauna silvestre.

Este esfuerzo, está siendo importante para la recuperación de especies como las águilas imperiales. Esta variedad del águila cuenta hoy en día con sólo unas 400 parejas reproductoras en todo el mundo, de las cuales la mayoría está ubicadas en Castilla-La Mancha.