El Ayuntamiento aplaza la financiación de pluviales

La Tribuna
-

Esta prórroga fue uno de los asuntos aprobados en el primer pleno municipal tras el verano y en el que también se hizo efectiva la baja de Bremard como concejala

El Ayuntamiento aplaza la financiación de pluviales

La aprobación del aplazamiento de la financiación plurianual de evacuación de pluviales, a cargo de la Agencia del Agua y del Ayuntamiento alcazareño, fue una de las cuestiones aprobadas ayer en el primer pleno del curso político en Alcázar de San Juan.
Según manifestó el equipo de Gobierno la medida, que contará con una inversión de un millón de euros el primer año por parte del organismo regional, de algo más de 969.000 euros por parte del Ayuntamiento, y de 454.000 euros por parte de la Agencia del Agua, se aplazará definitivamente al periodo 2020-2021. La decisión no quedó exenta de las críticas de la oposición, a lo que la alcaldesa recordó que, gracias a las obras realizadas en los colectores de pluviales en pasadas legislaturas, Alcázar salió ileso de las últimas tormentas.
Este fue uno de los puntos a tratar en una sesión plenaria que, además de dar luz verde a esta prórroga, también contempló otros asuntos. Entre ellos la salida oficial de Amparo Bremard como concejal en el Ayuntamiento.
Tras dejar el acta al inicio de la reunión, la ahora delegada provincial agradeció a toda la Corporación el buen trato recibido en todos sus años como edil. «He puesto todo mi empeño, cariño y trabajo para poner mi granito de arena y mejorar Alcázar», señaló la ex-concejala, de quien la alcaldesa, Rosa Melchor, reconoció «su implicación, su inagotable capacidad de trabajo, su esfuerzo y su lealtad con Alcázar de San Juan».
Asimismo, uno de los puntos que más debate suscitó fue la desestimación de alegaciones de modificación de la RPT del Consistorio presentadas por los sindicatos, momento en el que los grupos de la oposición se mostraron contrarios a la creación de dos nuevos puestos de trabajo con perfil directivo: el de director de servicios administrativos y gerente de cultura y turismo. Tanto IU como Ciudadanos los consideraron cargos «innecesarios», PP y Equo criticaron la «falta de negociación sindical» y Vox, por su parte, declaró que esos puestos «ya están preasignados».
Por último, se aprobó  por mayoría, aunque con la abstención del Grupo Popular, la moción presentada por Equo para la regulación del ruido en la ciudad. Un asunto en el que el Grupo Municipal del PSOE aseguró que ya se está trabajando y que ya que aparece recogido en su programa electoral.