scorecardresearch

La recaudación en voluntaria se mantiene en los 7,3 millones

M. Lillo
-

El edil de Hacienda considera que se trata del «comportamiento habitual» de los vecinos y comenta que si acaso la crisis derivada del COVID podría tener un efecto mayor en el IBI

Sede de la oficina auxiliar de recaudación del Ayuntamiento de Ciudad Real. - Foto: Tomás Fernández de Moya

La crisis derivada de la pandemia no ha afectado a los ingresos que llegan a las arcas municipales en el primer periodo impositivo, cuando los vecinos hicieron frente al pago de la tasa de basura, el impuesto de circulación o los vados. En concreto, en ese periodo el Consistorio de la capital ingresó 7.339.543,36 euros en el plazo habilitado en voluntaria, es decir, del 20 de abril al 21 de junio.

Esta cuantía es «prácticamente la misma» que la recaudada por el Ayuntamiento en este mismo período tributario del año pasado, cuando sobrevino la pandemia y cuando se retrasó el periodo de pago al verano, una vez finalizado el estado de alarma que vino de la mano del confinamiento y de las restricciones a la movilidad desde el 14 de marzo hasta el 21 de junio.

En este año, el plazo también se ha retrasado, en concreto en un mes en relación con el periodo habitual, ya que anteriormente comenzaba en marzo y en esta ocasión dio inicio en abril. «El año pasado estábamos encerrados y este se ha retrasado para dar un poco de margen a las familias porque aún no se ha salido del cascarón de la crisis», apuntó en días pasados el edil de Hacienda.

Para el concejal, el mantenimiento del nivel de recaudación «es el comportamiento habitual de los vecinos», afirmó Clavero, quien comentó que en este caso se trata de «recibos pequeños» que los vecinos tienen en muchos casos domiciliados y que, por lo tanto, hacen efectivo en el periodo establecido. «En el caso del IBI quizás haya más diferencia, pero en este caso son recibos de unos 70 euros en la basura o el impuesto de vehículos», comentó. No obstante, para tratar de evitar el posible impacto de la crisis económica derivada de la pandemia en la recaudación municipal, recordó que existía la posibilidad de fraccionar el pago de este impuesto municipal.

En este caso, el período en voluntario del IBI arrancó el pasado 30 de junio y se mantendrá abierto hasta final de mes, hasta el 30 de agosto, mientras que para aquellos que han optado por dividir en dos el recibo, el primer cargo se les hizo el pasado 2 de julio y el segundo, por el 50% restante, se les hará el 4 de octubre.

Al detalle

La recaudación del primer periodo tributario pone de relieve que el Ayuntamiento de Ciudad Real puso al cobro 8.799021,37 euros, de los que ingresó, en voluntaria, el 83,41 por ciento, mientras que la cuantía que pasó a ejecutiva, es decir, para su cobro con recargo por parte de la Administración local, se situó en los 1.255.167,68 euros, apenas 8.600 euros más que en el mismo periodo del año pasado.

Por tributos, el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica es el que supone el mayor montante. De los 4.207.111 euros emitidos en recibos, se han cobrado 3.327.567. Le sigue la tasa de recogida de basura, de la que se pusieron al cobro 3.655.981 euros y de los cuales se consiguieron ingresar en las arcas municipales 3.168.742 euros. A estos dos principales tributos hay que sumar los vados, con 908.989 euros emitidos en recibos y de los cuales se han cobrado 836.284 euros; la tasa por instalación de quioscos, que apenas representa 13.636 euros puestos al cobro y de los que se han ingresado 4.773 y el impuesto sobre los cotos, por el cual sólo se cursan recibos por 3.303 euros y se han cobrado 2.175.