Panadero, distinguida por el Círculo Hispano Árabe

C. de la Cruz
-
Panadero, en una imagen de archivo - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

La escritora, un referente de la temática andalusí, recibirá la Medalla de Oro del CIHAR justo cuando acaba de terminar 'El hijo converso de Jaime I'

La escritora Carmen Panadero recibirá el próximo 7 de junio la Medalla de Oro del Círculo Intercultural Hispano Árabe (CIHAR), institución que promueve la creación de un espacio sociocultural para el intercambio entre la comunidad árabe, hispanoárabe y la sociedad española. Este reconocimiento «ha sido una auténtica sorpresa, es un aliciente para seguir en la brecha», explica Panadero, que recibirá esta distinción en un acto que se llevará a cabo en la Casa Árabe de Madrid en el que también se premiará la labor de la Escuela de Estudios Árabes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la difusión cultural del programa Medina de Televisión Española y el trabajo del delegado de la Comisión Islámica de España en Extremadura, Adel Najjar.
Panadero señala que «no estoy acostumbrada a este tipo de reconocimientos, soy más de trabajar en casa, pero es muy gratificante porque cuando no tienes contacto con el público no sabes si tu trabajo acaba gustando». La obra literaria de esta escritora cordobesa relativa a la historia andalusí, con cuatro novelas y un ensayo, ha sido considerada merecedora de la Medalla de Oro 2018 del CIHAR, que en un comunicado añadía que «destaca  las realidades de esa época, sin prejuicios ni leyendas que las oculten. Sus libros de gran éxito, tienen el don de ser una luz para la interculturalidad».
La Casa Árabe, el Ayuntamiento de Almansa o el Instituto de Estudios Egipcios, a través de su director, han sido los premiados en anteriores ediciones. Panadero ha participado además en la Feria del libro Hispanoárabe en las pasadas ediciones de Madrid y Córdoba, lo que ha permitido dar un mayor alcance a su obra.
Incansable, acaba de finalizar El hijo converso de Jaime I. Como ella misma avanza, se trata de una obra enmarcada en el siglo XIII que gira en torno a Jaime de Gotor, hijo del gobernador almohade Abú Yahya que el rey de Aragón apadrinó y que fue el tatarabuelo del Benedicto XIII, más conocido como Papa Luna. Se encuentra en proceso de publicación.
La familia de Carmen Panadero se trasladó a Ciudad Real cuando la joven tenía 13 años. Su fascinación con el mundo árabe le llegó precisamente el yacimiento arqueológico de Alarcos, que se plasmó en su primera novela sobre esta temática: La Cruz y la Media Luna. Panadero recuerda que «todo surgió allí,  visitando Alarcos, y de forma precisa en la fosa de despojos».
Además de la publicación de sus obras relativas al universo árabe, del que El Collar de Aljófar es su último libro, también ha trabajado otros géneros que difieren de la novela histórica, como La horca y el péndulo, una novela que fue premiada en el Certamen de Novela Princesa Galiana del Ayuntamiento de Toledo de 2017.