scorecardresearch

Huete confía en un aumento de plantilla, la misma desde 2015

Pilar Muñoz
-

El fiscal jefe considera que se debe reforzar el número de personal en la Fiscalía Provincial y asegura que en 2021 se han «superado» los procedimientos tramitados el año anterior

Imagen de archivo del jefe de la Fiscalía Provincial de Ciudad Real - Foto: Tomás Fernández de Moya

El fiscal jefe, Luis Huete, confía en que este año se amplíe la plantilla de la Fiscalía Provincial de Ciudad Real que permanece sin cambios desde 2015, si bien desde hace algo más de un año cuentan con un fiscal de refuerzo. Según ha indicado a este diario, aún no se ha publicado el Real Decreto referido a las plantillas del Ministerio Fiscal, pero ya se sabe que el proyecto que ha remitido el Ministerio de Justicia está pendiente de estudio por el Consejo Fiscal. De este modo, «existe la confianza de que definitivamente este año se incrementen las plazas de fiscales en la provincia de Ciudad Real».

La plantilla la integran el fiscal jefe Luis Huete, la teniente fiscal Carmen Mendiola y 20 fiscales, doce nombrados por Real Decreto y ocho abogados fiscal por Orden Ministerial.

Tanto el fiscal superior de Castilla-La Mancha como el jefe de la Fiscalía de Ciudad Real han reiterado en numerosas ocasiones, en comparecencia ante la prensa o a través de documentos e informes, la urgente necesidad de aumentar la plantilla habida cuenta de la situación en la que se encuentra por la falta de personal, que Huete hace extensiva a la nómina de funcionarios. El personal de oficina lo integran 16 trabajadores, dos de Gestión Procesal y Administrativa, tres de Auxilio Judicial y once de Tramitación Procesal. Un número también escaso. La Fiscalía Provincial de Ciudad Real presta servicio a una población de casi medio millón de personas, siendo significativas las características demográficas y geográficas, esto es, grandes y poblados núcleos con importantes distancias entre ellos. Según el fiscal jefe, la plantilla de fiscales se debería reforzar con cinco funcionarios, tres para la Fiscalía Provincial y dos para la Sección Territorial de Manzanares.

El perfil de fiscal de Castilla-La Mancha es el de una mujer, de 44 años que permanece en la Fiscalía unos 10 años antes de cambiar de destino. En cuanto a los cargos directivos, el 60% los ocupan varones. La edad media de los fiscales de Ciudad Real es 46 años.

2021 con más asuntos. El fiscal jefe insiste en la necesidad de ampliar las plantillas de fiscales y funcionarios por la carga de trabajo. Aunque aún no tiene datos estadísticos del año recién finalizado, en declaraciones a este periódico asegura que en 2021 «superaremos los procedimientos tramitados en 2020». Según el último informe anual relativo a dicho año, las diligencias previas incoadas en la Fiscalía de Ciudad Real fueron 11.918, la cuarta parte de las tramitadas en el conjunto de la región.

Los escritos de calificación del Ministerio Fiscal en 2020 fueron 998 urgentes, 1.174 abreviados, 11 sumarios y cuatro jurados. En total 2.187. Los juicios por delitos leves celebrados con intervención del Ministerio Fiscal sumaron 3.312 y 1.153 los penales. Las peticiones de prisión preventiva fueron 60. Todos estos números se han incrementado en el finalizado 2021.