Posibilita captar a tres estafadores del método 'phising'

Pilar Muñoz
-

La investigación de la Policía Nacional de Ciudad Real lleva hasta dos hombres y una mujer que han sido detenidos en Barcelona y Tarragona por estafas mediante el uso fraudulento de tarjetas bancarias

Los delitos tecnológicos más habituales son cargos fraudulentos en tarjetas bancarias por compras que el propietario no ha autorizado. La Tribuna informó a últimos de enero del incremento de estos hechos. Entre diciembre de 2018 y primeros de año se dispararon las denuncias, una de ellas presentada en la  Comisaría de Ciudad Real por el uso fraudulento de una tarjeta bancaria con cargos por importe de 4.115 euros ha posibilitado la detención de tres estafadores que captaban a sus víctimas remitiéndoles falsos correos electrónicos que supuestamente procedían de entidades bancarias.
La investigación de la Policía Nacional de Ciudad Real a raíz de una denuncia interpuesta el 13 de enero ha puesto fuera de la circulación a tres personas que se dedicaban a estafar por el método del ‘phising’.
Según ha informado la Comisaría, se trata de dos varones y una mujer que han sido detenidos en localidades de Barcelona y en Reus.
Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con los Mossos d’Esquadra, localizaron y apresaron a tres personas como presuntas autoras de varios delitos de estafa cometidos mediante el método del ‘phising’.  La víctima explicó a los agentes que había recibido un correo electrónico que supuestamente procedía de su entidad bancaria y en el que le indicaban que su tarjeta había sido bloqueada y le solicitaban los datos para poder activarla, introduciendo toda la información requerida. Posteriormente, la víctima observó que se habían realizado varias extracciones de dinero con su tarjeta en diversos cajeros automáticos de Tarragona y en un local de apuestas de Reus.
La Policía Nacional recuerda que este procedimiento delictivo conocido como ‘phising’ consiste en el envío masivo de correos electrónicos que simulan proceder de una entidad bancaria en los que solicitan a los destinatarios que introduzcan diversos datos de sus tarjetas. Las víctimas que no se percatan del engaño, aportan la información requerida, facilitando así a los delincuentes datos que necesitan para poder cometer después la estafa.
Desde la Comisaría de Ciudad Real recomiendan no aportar datos personales por teléfono ni por correo electrónico; no facilitar las claves de acceso de ninguna cuenta bancaria, incluso aunque la otra persona indique que pertenece al personal de nuestra entidad, y en el momento de recibir este tipo de peticiones ponerse en contacto con la entidad bancaria para comprobar la veracidad de lo solicitado y, si es necesario, formular la correspondiente denuncia.