La patronal extremeña respalda a la Plataforma N-430

Efe
-

La Confederación Empresarial Extremeña muestra su apoyo a la Plataforma N-430, que reivindica la conversión de esta carretera en autovía, y anuncia que reclamará y propondrá un pacto político y social para que esta infraestructura sea un realidad

La patronal extremeña respalda a la Plataforma N-430 - Foto: Rueda Villaverde

La Confederación Empresarial Extremeña (Creex) mostró este miércoles su apoyo a la Plataforma N-430, que reivindica la conversión de esta carretera en autovía, y anunció que reclamará y propondrá un pacto político y social para que esta infraestructura sea una realidad. Según un comunicado de la Creex, su secretario general, Javier Peinado, y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Badajoz, Mariano García Sardiña, mantuvieron una reunión con los representantes del colectivo ciudadano que exige la puesta en marcha de manera inmediata de las obras de desdoblamiento de la actual N-430, en el transcurso de la cual expresaron su respaldo total a la exigencia. «No se entiende la demora acumulada por los distintos gobiernos, pues la conversión en autovía se anunció hace más de dos décadas», afirmó la Creex, quien recordó que se trata de una infraestructura «totalmente necesaria», debido al «riesgo» que supone la actual carretera para las personas y a su gran densidad de tráfico. La Confederación Empresarial Extremeña promoverá la constitución de un pactosocial y político que respalde la demanda ciudadana y que refuerce las exigencias y acciones reivindicativas que plantea el colectivo. La conversión de la N-430 en autovía para conectar con la A-43 (la conocida como Autovía de Levante) es un proyecto que fue anunciado en 1998, sin que «se haya avanzado más que en algunos estudios previos», incidió la patronal. La actual A-43 conecta Ciudad Real con Valencia y para Extremadura su unión desde Torrefresneda supondría disponer de un trazado rápido y seguro para viajeros y mercancías entre Badajoz y la capital del Turia sin tener que pasar por Madrid. Además supondría «una mejora sustancial de la movilidad en La Siberia, que ahora presenta accesos más que complicados y donde se producen múltiples accidentes, como denuncia la Plataforma N-430.