El octubre de los enviados

Nieves Sánchez
-

La Iglesia celebra el Mes del Misionero con numerosos actos en la Diócesis de Ciudad Real. Miguel Pozuelo y Javier Chamero explican su vocación y experiencia en países como Honduras, El Salvador o Cuba

El octubre de los enviados

Recuerdo que lo primero que pensé cuando partí la primera vez como misionero es que hay que vivir y que merezca la pena la vida que vivimos y a mi esa vida de ayuda me motivaba». Miguel Pozuelo es natural de Daimiel y tenía 25 años cuando  se fue por primera vez de misionero, 45 después y tras haber pasado por Honduras, El Salvador y Guatemala, tras haber conocido la extrema necesidad de los que menos tienen, de relacionarse con los indígenas que son más de la mitad de la población guatemalteca y de llevar el Evangelio de Cristo a muchos rincones recónditos, sabe que su manera de vivir y su elección mereció la pena.
Hace pocos meses aterrizó en México, un nuevo destino con unas particularidades diferentes, para sumar una nueva experiencia y otro acento a su habla, pero siempre con el mismo objetivo. Miguel es uno de los 76 misioneros que han salido de la provincia de Ciudad Real, de los 11.000 españoles repartidor por 134 países.
Es religioso pasionista como Javier Chamero, natural de Belvís, una pedanía de Calzada de Calatrava. Él lleva dos años en El Salvador tras pasar 17 en Cuba, donde recaló con 27 años. «Es un sentimiento de responsabilidad y un compromiso con el mundo y la realidad que nos rodea, a veces de violencia. Nuestra labor en estos países es para que se tome conciencia de lo que lo que ocurre para que el mundo sea más justo y la realidad cambie».
Octubre es el mes de los enviados. El Mes Misionero Extraordinario que ha convocado el papa Francisco con numerosos actos en la provincia, bajo el lema ‘Bautizados y enviados’, de los que informó ayer en rueda de prensa en el Obispado el delegado diocesano de Misiones, Damián Díaz Ortiz, además de contar con el testimonio de los dos religiosos.
«El compromiso misionero  de toda la iglesia no se limita a la celebración de un mes en octubre o una jornada en el Domund o Infancia Misionera, sino que es  un compromiso permanente de todos los bautizados», expresó el responsable de misiones.
En 2018, los españoles enviaron a las misiones más de 11.726.000 euros, recaudados en la jornada del Domund de 2017, de los que 181.332 euros procedieron de la diócesis de Ciudad Real, situándose en el puesto número veinte de 70 diócesis.
actos. Los actos, cuyo epicentro será el 20 de octubre con la celebración del Domund que irá precedido en muchas parroquias por vigilias de oración, arrancan hoy con la inauguración del Mes Misionero Extraordinario con una misa, a las 19.00 horas, en el Convento de Carmelitas.
Habrá también una exposición itinerante que se llevará a ocho parroquias de la diócesis, a razón de una semana por parroquia y se publicarán testimonios de los misioneros en el blog de la Delegación de Misiones cada día de octubre. «También hemos enviado algunos temas de formación a las parroquias para quien quiera utilizarlas  en la reuniones de formación», indicó Damián Díaz.
El 12 se llevará a cabo una Marcha Misionera, convocada conjuntamente por las delegaciones diocesanas de jóvenes y misiones. Comenzará en Manzanares y llegará a Membrilla, donde habrá una yincana, vigilia de oración y velada festiva; y el 19, en la víspera del Domund, se ha invitado a las parroquias a que convocar a sus voluntarios a un gran envío en la catedral con el obispo.