Berzosa reprueba a la UE su «mala respuesta» a la migración

LT
-

El presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado llama a desarrollar políticas de asilo, así como a evitar movimientos xenófobos y racistas que son «muy peligrosos»

Berzosa reprueba a la UE su «mala respuesta» a la migración - Foto: [[[ ]]]

El presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, Carlos Berzosa, aseguró ayer que en la Unión Europea ha habido una «mala respuesta» al problema de la llegada masiva de inmigrantes y refugiados en los últimos años a consecuencia, principalmente, de la guerra de Siria, pero también de otros conflictos bélicos como el de Yemen.
Berzosa, que participó en una jornada sobre migración organizada por el Instituto de Resolución de Conflictos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en colaboración con la Fundación General de la institución académica, explicó que actualmente los gobiernos europeos se enfrentan ante la necesidad, por un lado, de ayudar y desarrollar políticas de asilo y de acogida a los refugiados, «creando conciencia y solidaridad»; y, por otro, de evitar la formación de movimientos xenófobos y racistas «muy peligrosos».
El que fuera rector de la Universidad Complutense puso de manifiesto que la población española «no tiene una posición negativa sobre la inmigración», uno de los retos específicos fijados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el marco de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. Sin embargo, advirtió que hay partidos que utilizan esta cuestión para «ganar votos y eso es muy peligroso, porque lo único que consiguen es una confrontación social, además de políticas deshumanizadas» con la gente que huye de sus países por circunstancias «muy duras y dolorosas».
Por último, indicó que hoy por hoy España es la principal puerta de entrada de inmigrantes y refugiados y recordó que nuestro país ha sido tradicionalmente «un país de migración y de exilio» lo que «nos lleva a que tengamos que ser más solidarios».
El rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, celebró un tipo de actividades que contribuyen a tener una visión más formada de los problemas sociales y a «reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos como ciudadanos para contribuir a hacer un mundo mejor». En este sentido, se refirió al programa de prácticas educativas en los campamentos de refugiados saharauis de la Facultad de Educación de Ciudad Real como un ejemplo de «espléndida» cooperación y solidaridad entre las actividades que se desarrollan en el seno de la UCLM.