Por cada ciudadrealeño que retorna siete se marchan fuera

I. Ballestero
-
Por cada ciudadrealeño que retorna siete se marchan fuera

El número de expatriados crece por décimo año consecutivo y son ya 7.629 los que viven fuera del país, la mayoría en Europa con Francia como primer destino

El número de ciudadrealeños que buscan futuro lejos de la patria no deja de crecer. Es cierto que la recuperación económica y el incremento del empleo en el territorio ha ralentizado en parte el ritmo de la emigración, pero por cada ciudadrealeño que retornó del extranjero siete se fueron a construir su vida en otras tierras durante el año pasado. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística consultadas por este diario, al inicio de 2019 eran 7.629 los vecinos de la provincia que residían en el exterior, después de que el año pasado volvieran 38 de los que se fueron con anterioridad y se marcharan 282.
Estas cifras suponen el décimo año consecutivo de subida desde que el INE ofrece el registro detallado para el territorio, que también permite establecer un perfil de aquellos que se van: la mayoría lo hace por motivos laborales o en edad de trabajar (entre 16 y 64 años), se van por igual hombres y mujeres y los destinos predilectos siguen siendo tres países de la Unión Europea: Francia, Alemania y Reino Unido.
La recuperación económica ha ajustado los parámetros de la emigración provincial pero no ha logrado reducirla. El número de ciudadrealeños que reside en el extranjero aumentó el año pasado por décimo ejercicio consecutivo, completando así una década de éxodo que se ha visto acentuado o atenuado por las circunstancias económicas en el territorio de origen. En los primeros años de la crisis, aquellos en los que el INE sitúa la punta del compás para trazar su estadística, el número de ciudadrealeños que residían en el exterior aumentaba a un ritmo medio en el entorno de las 200 personas. En 2009 salieron 154, en 2010 se fueron 219, en 2011 lo hicieron 238 y en el año 2012, cuando la recesión empezaba a arreciar, el número de ciudadrealeños en el extranjero subió en 200 personas (5.366 a 1 de enero de 2013). Entonces, con la economía tocando fondo dentro de una recesión de largo aliento, la salida se intensificó: 497 en 2013 y 475 en 2014 (6.338 ciudadrealeños fuera a 1 de enero de 2015); y volvió a tocar techo en el año 2016, cuando el número de ciudadrealeños en el extranjero creció en 466 personas. La recuperación no ha frenado la salida.
El detalle por municipios que ofrece el Instituto Nacional de Estadística permite profundizar más en la ecuación. A lo largo del año pasado, el número de ciudadrealeños viviendo en el extranjero creció en 244 personas, hasta situarse en 7.629 emigrantes a 1 de enero de este 2019. Se fueron más, pero algunos también volvieron. En concreto, en el detalle provincial hay 22 municipios que tienen menos gente viviendo en el exterior que un año antes, es decir, 22 municipios cuyos emigrantes retornaron a lo largo del último año, un total de 38 ciudadrealeños que volvieron a hacer las maletas de vuelta a casa. En el extremo contrario hay 42 municipios que han incrementado su número de expatriados, hasta un total de 282 ciudadrealeños que se marcharon de la provincia con destino a otros países a lo largo del año pasado. Es decir, que por cada ciudadrealeño que volvió (38 en el último ejercicio), siete sellaron su pasaporte con destino a otros países durante 2018. Y del perfil que ofrece el INE se deduce que, en la mayor parte de los casos, el trabajo o los estudios están detrás del éxodo.
emigración paritaria. El perfil de los emigrantes ciudadrealeños responde, al menos, a esa necesidad de ampliar conocimientos o de asegurarse una salida laboral cambiando el decorado del horizonte. La mayoría de los expatriados provinciales están en edad de trabajar, y la emigración en este caso no entiende de sexos: se van por igual hombres y mujeres.
En la actualidad hay 7.629 ciudadrealeños viviendo en el extranjero. Por edad, hay diferencias evidentes: 1.194 tienen menos de 16 años, 4.897 se mueven entre los 16 y los 64 años, y 1.538 ya están en la edad del retiro laboral, con más de 65 años. Ese perfil invita a deducir que el motivo de la salida de muchos ciudadrealeños es laboral o de estudios. En la diferenciación entre sexos es donde apenas hay matices que se salgan de ese patrón mayoritario marcado. En el extranjero hay viviendo 3.817 ciudadrealeños y 3.812 ciudadrealeñas, y la división por edades es muy similar en ambos casos: en el caso de los hombres, 633 menores de 16 años, 2.469 entre los 16 y los 64 años, y 715 en la edad del retiro; en el caso de las mujeres, 561 menores de 16 años, 2.428 entre los 16 y los 64 años y 823 ciudadrealeñas de más de 65 años. La emigración conserva un perfil muy marcado.