El Madrid se lleva una final de alto voltaje

SPC
-

El conjunto blanco consigue alzarse con el título en un igualado e intenso partido ante el Kirolbet Baskonia, que no pudo con las individualidades de Llull, Campazzo y Prepelic

El Madrid se lleva una final de alto voltaje - Foto: Óscar Corral

El Real Madrid conquistó ayer su quinta Supercopa Endesa tras ganar a los puntos una final de alto voltaje que se pudo llevar cualquiera, ya que el Kirolbet Baskonia vendió cara su derrota y solo su bajón de los últimos minutos permitió un nuevo éxito del equipo entrenado por Pablo Laso (80-73).
La reedición de la pasada final liguera no defraudó a nadie. Ambos conjuntos mostraron su mejor juego a pocos días del inicio de la Liga y solo la constancia del equipo blanco, liderado de nuevo por Sergio Llull y con buenas actuaciones de Facundo Campazzo y Klemen Prepelic, decantó el triunfo para los madrileños, que se llevan la Supercopa cuatro años después.